por Alex León

¿Cómo funciona la puntuación Euro NCAP?

Los test de Euro NCAP son en la actualidad el baremo por el que se fijan las marcas para medir el nivel de seguridad de los coches que salen al mercado – también sirve a los conductores para ver si sus coches están bien construidos o tienen buenos sistemas de seguridad, tanto pasivos como activos. Aquí vamos a explicar los pasos que se siguen para darle a cada coche la puntuación que acaba teniendo. El objetivo de las marcas es que todos sus coches logren alcanzar la valoración máxima de 5 estrellas Euro NCAP.

Euro NCAP: Pasajeros adultos

El primer paso es ver cómo protege un coche a los pasajeros adultos, centrándose sobre todo en los que vayan en la fila delantera. Para ello realiza un total de seis test: los dos primeros son un choque frontal contra un muro de hormigón y el otro uno que pegue con un ángulo de manera que choque la mitad de la parte delantera. Estos dos test se hacen a unos 50 kilómetros por hora.

Para los impactos laterales se simula primero el impacto contra otro coche (a velocidades bajas) mientras que el segundo es una simulación de un choque contra un árbol o una farola. El quinto es un golpe por detrás pero no para ver cómo aguanta el coche, sino cómo protege los cuellos de los ocupantes en caso de latigazo cervical. El último es un test del sistema de Freno de Emergencia Automático, para que detecte y frene de manera automática en caso de encontrarse con un obstáculo (que podría ser un peatón en la vida real).

Euro NCAP categorías

Euro NCAP: Pasajeros infantiles

¿Pero es que nadie va a pensar en los niños? Se ve que Euro NCAP sí. En cada coche que se prueba se mira la facilidad con la que se fijan las sillas isofix, pues una mala sujeción puede ser un factor de riesgo en caso de accidente – es por ello que en muchos coches se añaden los anclajes isofix de serie hoy día. Como es lógico, además de la facilidad de fijar las sillas se comprueba como protege a un niño (más vulnerable y pequeño que un adulto) en situaciones de colisión.

Euro NCAP: Peatones

También se fijan mucho en el frontal de un coche y el daño que le podría causar a un peatón en caso de atropello, sea por la altura del coche o la forma de la parte delantera. Posibles filos, bordes o superficies duras que puedan aumentar las lesiones son puntos en contra, por ejemplo. Algunos coches llevan airbags externos e incluso sistemas para que se levante el capó en caso de accidente. Los frenos de emergencia son capaces de frenar por si solos si detectan a un peatón, lo que ayuda a conseguir mejores puntuaciones en este apartado.

Euro NCAP categorías

Euro NCAP: Sistemas de seguridad

Este apartado se dedica a analizar todos los sistemas de seguridad activos que pueda tener un coche: algunos ejemplos son el sistema de aviso de punto ciego o el de aviso de cambio de carril involuntario, o el control de tracción y testigos del cinturón de seguridad que llevan ya mucho tiempo presentes (aunque los testigos se han vuelto sonoros desde la pasada década. También cuentan sistemas como el freno autónomo, el control de velocidad y de crucero.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *