por Alex León

Cómo desgravar la compra de un coche de empresa

Fontaneros, repartidores, transportistas o comerciales son algunas de las profesiones que requieren de un vehículo para desplazarse con motivo de su actividad. A su favor, como autónomos, tienen la posibilidad de desgravar la compra del coche.

Si son capaces de demostrar que dicho vehículo es necesario para su trabajo, y que lo usan para tal fin, podrán beneficiarse de la deducción del IVA y el IRPF de la compra de un coche y los gastos procedentes de su uso.

Una buena manera de comprar tu coche nuevo es accediendo a nuestra web y es que si te configuras tu coche perfecto con nosotros podrás comparar las mejores ofertas de concesionarios oficiales sin salir de casa.

Cómo declarar un coche de empresa o autónomo

Para acceder a las deducciones hay que cumplir con tres requisitos:

  • El vehículo debe estar vinculado de manera exclusiva a la actividad profesional.
  • Los gastos deben justificarse con recibos o facturas. La Agencia Tributaria será la que se ocupe de valorar dicha documentación y tomar una decisión respecto a su validez.
  • Todos los costes tienen que estar debidamente registrados en el libro de gastos.

Hay varios colectivos de trabajadores que tendrán la posibilidad desgravar el IVA de un coche para autónomo al 100% por la compra de los vehículos, como pueden ser los mensajeros, camioneros, taxistas o profesores de autoescuela. Desde la Agencia Tributaria lo especifican en los siguientes casos:

  • Vehículos mixtos empleados en el transporte de mercancías.
  • Turismos utilizados para desplazamientos profesionales de los agentes comerciales o representantes.
  • Vehículos utilizados en servicios de vigilancia y seguridad.
  • Vehículos que presten servicio de enseñanza de conductores.
  • Coches empleados en servicios de transporte de viajeros por medio de una contraprestación.

Por su parte, el resto de profesionales por cuenta propia podrán desgravar el 50% de los gastos vinculados a la compra o mantenimiento.

En lo que se refiere a la deducción en el IRPF por compra de vehículos, también debe estar debidamente acreditado el servicio que se le dé al mismo. El propio reglamento recoge que para desgravar la compra de coche nuevo es preciso que los vehículos no se usen de manera simultánea para actividades profesionales y privadas.

Para los gastos derivados posteriormente, el tratamiento para la deducción de gastos en IVA e IRPF será el mismo que cuando se hizo la compra. Esto ayudará a la hora declarar el seguro del coche, reparaciones o mantenimiento.

En los últimos tiempos se han popularizado entre los autónomos y empresas dos conceptos como leasing y renting. Permite a estos profesionales contar con un vehículo para su negocio sin que sea precisa la compra. Se podrá desgravar las cuotas leasing del coche y del renting por completo en la declaración del IRPF, mientras que en cuanto al IVA, Hacienda aplica la deducción del 50% por defecto.

Si te ha parecido interesante y te gustaría que ampliásemos este artículo con más información o te gustaría que detallásemos más algún punto, deja tu opinión en los comentarios. Tu opinión es importante para nosotros.

 

Ahorra dinero en la compra de tu coche nuevo

Descubre nuestra sección de pruebas de coches o accede a nuestra web y compara las mejores ofertas de concesionarios oficiales a nivel nacional desde el sofá de tu casa. ¿A qué esperas? Descubre Carnovo, la nueva manera de comprar tu coche nuevo.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *