por Víctor Delgado

¿Qué consume más, ventanillas bajadas o climatizador?

El verano está a la vuelta de la esquina. Llega el buen tiempo y el calor hace que tengamos que refrigerar el habitáculo del coche en un viaje. Aunque es un clásico de cada año, todavía quedan muchos conductores que tienen dudas sobre qué consume más, ventanillas bajadas o climatizador. ¿Eres uno de ellos? Pues en Carnovo te despejamos esa duda.

¿Ventanillas bajadas o climatizador?

Lo primero que hay que dejar claro es que un coche consume más con las ventanillas bajadas o climatizador activados que en caso de llevarlas subidas o sin la climatización encendida. Con respecto al aire acondicionado, el consumo de se eleva porque el motor tiene que hacer un sobreesfuerzo. Este esfuerzo extra se puede percibir fácilmente si vamos circulando a velocidad constante sin el aire activado y lo enciendes. En ese momento, notarás cómo el coche pierde algo de velocidad y será necesario pisar un poco más fuerte el pedal del acelerador para mantener la velocidad constante.

La diferencia de consumo varía según el tipo de coche, la antigüedad, la intensidad del aire acondicionado, la temperatura que pongas en el climatizador (aumenta aproximadamente un 7% por cada grado), la velocidad a la que circules, además de otros factores que influyen generalmente en el consumo, como el estado de los neumáticos o del asfalto. También hay que distinguir entre un aire acondicionado o un climatizador automático moderno. En el primer caso, la diferencia de consumo puede rondar una media del 6%, mientras que con un climatizador puede estar en torno al 2% o al 4%. Lo ideal es poner una temperatura en el climatizador o aire acondicionado entre 22 y 23 grados centígrados.

Climatizador automático

Ventanillas bajadas

Generalmente, conducir con las ventanillas bajadas en ciudad no influye en el consumo de carburante. A partir de poco más de 65 km/h, la cosa cambia. Los coches están diseñados para ofrecer una resistencia al viento, y al bajar las ventanillas esa resistencia incrementa, como el consumo. En autovía, a 120 km/h, el consumo con las ventanillas bajadas es muy similar al de conducir con el aire acondicionado encendido.

Más confort y seguridad

A modo de conclusión, lo más recomendable para ahorrar combustible es bajar las ventanillas cuando circules a baja velocidad y/o en núcleos urbanos y, cuando vayas a velocidades más altas, conectar el aire acondicionado o el climatizador, puesto que el consumo de combustible será algo más bajo que si circulas con las ventanillas bajadas pero la comodidad será mucho mayor.

Otro factor importante es el de la seguridad. Según algunos estudios, el calor afecta al nivel de reflejos hasta el punto de que, con unos 35 grados de temperatura, los reflejos son similares a los que tendría una persona después de haber bebido dos cervezas.