por Redacción Carnovo

Cinco consejos para conducir de noche sin dormirse

Conducir de noche aumenta el riesgo de accidente al volante, ya que la visión se reduce considerablemente, pero, sobre todo, porque el nivel de cansancio es mucho mayor que durante el día. La aparición del sueño es responsable de muchos accidentes de tráfico al año, por ello, es fundamental saber controlar el sueño cuando conducimos en horas nocturnas, como por ejemplo en períodos como la semana santa, aunque es bien sabido que es recomendable no conducir de noche para evitar el cansancio. Según algunos estudios, conducir con sueño puede equivaler, en determinadas situaciones, a hacerlo con una tasa de alcohol en sangre del 0.05, tras 18 horas sin dormir, y de hasta el 0.10 después de 24 horas sin pegar ojo. A continuación, te damos cinco consejos para conducir de noche sin dormirse al volante y poder realizar una conducción segura cuando se pone el sol.

1. Hacer una parada para dormir

Lo primero que hay que hacer al conducir por la noche es pensar en la posibilidad de hacer una parada en algún área de servicio y dormir un poco. Con 20 o 30 minutos, será suficiente para recuperar energías y reactivar el cerebro rápidamente, además de mejorar el estado de ánimo y el rendimiento. La franja horaria de la noche en la que aparece más el cansancio y la fatiga es entre las 4 y las 6 de la mañana aunque es siempre recomendable aumentar las paradas y el período de descanso, dependiendo de la duración de nuestro viaje.

2. Tomar bebida con cafeína

La cafeína recupera la energía y nos despeja del sueño. Siempre es recomendable beber algo de café para mantenernos despiertos. Un sustituto del café puede ser el , pero nunca cualquier bebida con cafeína y azúcar. Las bebidas azucaradas hay que evitarlas por el extra de glucosa que introducen en el cuerpo y que no es necesario. Así mismo, como a cualquier hora del día, es necesario estar convenientemente hidratados y, para ello, la mejor opción es beber agua. Dicho esto, la cafeína puede retrasar un poco la aparición del sueño, pero no definitivamente. En ese caso, lo mejor es volver al punto anterior y parar para echar una cabezada.

3. Mantenerse activo

Existen varias maneras de mantenerse activo para evitar el sueño mientras conducimos de noche. Una de ellas es masticar un chicle. Con ello, movemos continuamente las mandíbulas y permite al cerebro mantenerse despierto. También ayuda a evitar los bostezos. Otra opción es escuchar la radio o poner música alegre con ritmos rápidos y sonido fuerte. Nunca escuchar canciones lentas o música clásica porque contribuye a aumentar la relajación del cuerpo. También es buena idea bajar las ventanillas para que el aire fresco golpee en la cara o simplemente el ruido del viento ayuda a mantenerse despierto.

4. Hacer paradas para estirar

Otro consejo es realizar todas las paradas que sean necesarias para estirar las piernas y mover el cuerpo. Es bueno hacerlo cada dos horas al menos, ayudará a reducir la fatiga muscular, que fluya la sangre y hará que estemos frescos para continuar.

5. Evitar los medicamentos

Uno de los consejos más importante es no tomar medicamentos porque muchos de ellos provocan somnolencia al conducir. Si fueran necesarios tomarlos, habrá que hacerlo mejor cuando se llegue al destino y, así, no sufrir sus posibles efectos secundarios. También es muy importante planificar el viaje con antelación, evitando salir en las primeras horas de la noche.

 

Echa un vistazo a otros consejos

Si te han parecido útiles estos cinco consejos también te resultará interesante cómo evitar las alergias en tu coche, cómo hacer un cambio de sentido o conducir por una rotonda correctamente.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *