por Redacción Carnovo

Comparativa: Skoda Rapid Vs Fiat Tipo

La mayoría de las veces que realizamos la compra de un producto suele responder a criterios puramente emocionales, sobre todo, cuando se trata de un vehículo. En una época en la que la globalización ha hecho que las marcas compartan desarrollo, mediante sinergias, cada vez es más difícil distinguir entre modelos de un mismo segmento y la decisión final, a menudo, tiene que ver más con esos parámetros emocionales y estéticos. En esta comparativa vamos a analizar dos coches que se escapan de lo emocional y lo sentimental y cuya compra obedece únicamente a la razón. De un lado, el Skoda Rapid y, de otro, el Fiat Tipo.

Se trata de dos berlinas pequeñas, con tres volúmenes, derivadas de dos compactos del segmento C. Los dos responden a la filosofía de ofrecer todo aquello que es imprescindible en un vehículo, renunciando a lo meramente accesorio, para abaratar el precio final.

 

Skoda Rapid Vs Fiat Tipo – exterior

Estamos hablando, por tanto, de dos vehículos que priorizan la funcionalidad y la practicidad. Esto, en muchos casos, se traduce en una menor preocupación por la estética. Pero, si algo saben hacer los italianos, es hacer que algo sea práctico y bonito a la vez. Así que el Fiat Tipo es un coche con unas formas suaves, redondeadas y de proporciones clásicas. En el frontal, destaca la gran parrilla con superficies cromadas que, junto a los grupos ópticos horizontales, le dan una imagen elegante.

Un detalle llamativo que demuestra el esfuerzo de los diseñadores en hacer un vehículo atractivo es la parte central del capó más elevada, en contraste con el diseño del techo, hundido en la parte central, simulando dos jorobas. En la vista lateral, destacan una línea de cintura bastante elevada y un pilar C clásico que acentúa la imagen del Tipo como una berlina seria y la zaga queda bien definida con unos pilotos estilizados, unidos mediante un elemento cromado.

El Skoda Rapid, por su parte, destaca menos que su rival en el plano estético, aunque es algo que caracteriza, por lo general, a la marca checa del Grupo Volkswagen. Luce también unas líneas clásicas, en consonancia con la berlina italiana. El frontal recuerda a otros modelos de la gama, como el Skoda Octavia o el Skoda Superb. Luce un morro afilado con una parrilla horizontal con lamas verticales y unos grupos ópticos con formas rectas, bastante simples. En el paragolpes hay unos grandes faros antiniebla dispuestos en posición inversa a las ópticas.

Del perfil, hay que resaltar el marcado pliegue en la parte inferior de las puertas, mientras que la zaga es muy sencilla, con una línea de tensión en la tapa del maletero y unos pilotos cuadrados con una firma luminosa en forma de C.

 

Skoda Rapid Vs Fiat Tipo – interior

Pasamos al interior y observamos la reducción de costes en ambos modelos. No tienen un nivel de acabados tan bueno como en otras berlinas del segmento C, pero la relación precio-calidad no es nada mala. En el caso del Fiat, hay un especial cuidado en detalles como la ordenación de los comandos que se usan más a menudo, como las luces de emergencia y el climatizador. Éste está colocado en la parte inferior para dejar la pantalla del infoentretenimiento en una zona alta, más cerca de la vista. Los plásticos son rígidos en su mayoría, salvo la parte superior del salpicadero, que es más blanda. Los paneles de las puertas están revestidos de plástico con algunas partes de un tejido sintético que imita la Alcantara. El cuadro de instrumentos muestra la información clara y tiene una pantalla en monocromo.

Los ajustes, en general, son buenos, aunque los botones del volante son mejorables. El volante está forrado en piel y tiene a la derecha los controles del coche, a la izquierda los de la radio y debajo, otros para el teléfono. El habitáculo es sencillo y no aparecen algunos elementos que encarecerían el precio, pero tampoco da la sensación de que esté pensado para ser un coche barato.

El Skoda Rapid presenta el aspecto típico del interior de la marca checa. Ante todo, sobriedad. Luce un salpicadero marcadamente horizontal, con las tomas de ventilación del aire acondicionado integradas, y una consola central con los controles de la radio y el aire acondicionado o, en su caso, climatizador. La sensación de calidad percibida es ligeramente superior a la del Fiat Tipo, presenta una disposición más funcional y práctica de los diferentes botones, ganando en ergonomía, y los plásticos son rígidos. Sin que haya ningún tipo de lujo, se percibe la sensación de que todo está bien hecho y ensamblado.

El espacio para los pasajeros es bueno en los dos, aunque ligeramente mejor en el Fiat Tipo, cuyas plazas traseras son más amplias, incluso que modelos de segmentos superiores. Una de las bazas, tanto de la berlina italiana como de la checa es el maletero, aunque en este caso es el Rapid quien sale vencedor con nada menos que 550 litros de capacidad, por los 520 del Tipo. En ambos casos es un volumen superior al de muchos vehículos de mayor tamaño, incluso SUV.

 

Skoda Rapid Vs Fiat Tipo – motor y conducción

El Fiat Tipo está disponible con un motor de gasolina 1.4 atmosférico de 95 caballos y dos diésel, un 1.3 Multijet de 95 caballos y un 1.6 Multijet de 120 caballos. Aparte, dispone de una versión del 1.4 gasolina que puede funcionar también con gas licuado del petróleo. La tracción es a las ruedas delanteras y el cambio es manual de seis velocidades en todas las versiones.

El Skoda Rapid ofrece una gama de motores más amplia. En gasolina, arranca con un tricilíndrico 1.0 TSI de 95 o 110 caballos y un 1.4 TSI de 4 cilindros y 125 caballos. la oferta diésel la compone el 1.4 TDI de 3 cilindros con 90 caballos y el 1.6 TDI de 115 caballos. La tracción también es al eje anterior y, en este caso, puede equipar un cambio manual de cinco o seis relaciones o automático DSG de doble embrague y siete marchas, según versiones.

Ambos modelos coinciden, más o menos, en cuanto a sensaciones dinámicas. Hablamos de dos vehículos que buscan priorizar siempre el confort de marcha, por lo que están muy lejos de ofrecer un comportamiento deportivo. Cuentan con suspensiones blandas para garantizar la comodidad a bordo y absorben bien las irregularidades del terreno, aunque en el Skoda se dejan notar más el paso sobre un bache.

Las autovías son el hábitat natural de estas berlinas, así como la ciudad, donde se muestran relativamente ágil. En cambio, a la hora de afrontar tramos de carreteras secundarias, se dejan sentir las oscilaciones de la carrocería y, tanto el Rapid como el Tipo, tienden a subvirar. En lo que sí supera el modelo checo al italiano es en la dirección. En el Fiat ocurre que, al girar el volante, éste tiende a volver rápidamente a su posición inicial, de manera que obliga al conductor a ejercer una presión más constante de lo normal. En el Skoda, en cambio, es más precisa e informativa.

 

Skoda Rapid Vs Fiat Tipo – seguridad y equipamiento

El hecho de reducir costes para ofrecer un producto lo más barato posible, tiene sus consecuencias en el equipamiento. Ni el Skoda Rapid ni el Fiat Tipo disponen de un glosario de accesorios como podríamos encontrar en otras alternativas, ya que encarecería mucho el precio final. Aun así, están provistos de todo aquello que resulta imprescindible.

El Fiat Tipo, en su equipamiento más completo, dispone de cámara de visión trasera, seis airbags de serie, control de crucero, sensores de aparcamiento traseros, luz diurna, encendido automático de luces y sistema de frenada de emergencia. El sistema multimedia es el Uconnect y se maneja mediante la pantalla táctil a color de 5 pulgadas, integrada en el salpicadero. Tiene un manejo sencillo y una resolución no muy buena. Se puede completar opcionalmente con el navegador Tom Tom.

La pantalla del Rapid es más grande, más intuitiva y con mejor resolución. Es compatible con Android Auto, MirrorLink y Apple CarPlay y dispone de acceso a internet mediante SIM o a través de Wifi para conectar varios dispositivos a la vez. Una vez conectados a internet, los usuarios pueden obtener información sobre el estado del tráfico, el tiempo o localizar gasolineras.

Sin ser extraordinario, el equipamiento del Skoda es más completo. Puede tener sistema de acceso y arranque sin llave, aviso de cansancio del conductor, faros xenón con encendido automático, frenada de emergencia con detector de peatones y cuenta con dos tomas USB en las plazas posteriores. Además, la marca checa equipa sus vehículos con un conjunto de elementos que engloba bajo el nombre Symply Clever, destinados a mejorar la ergonomía, como un rascador de hielo dentro de la tapa de combustible, un paraguas bajo el asiento del pasajero, una alfombrilla reversible para el maletero y un hueco para el chaleco de seguridad bajo el asiento del conductor.

 

Skoda Rapid Vs Fiat Tipo – precio y veredicto

El Fiat Tipo se ofrece con dos niveles de equipamiento, Easy y Longue, y parte desde los 10.600 euros. el Skoda Rapid, en cambio, está disponible con los acabados Active, Ambition y Style, y tiene un precio inicial de 12.650 euros. Es más caro que la berlina italiana, pero a cambio, ofrece un equipamiento mucho más completo, sin llegar a ser abundante.

En cualquier caso, son dos berlinas pensadas para aquellos conductores que necesitan un vehículo para desplazarse, sin más. Y que, por tanto, disponen de todo aquello imprescindible y necesario para cubrir las necesidades actuales de esos clientes, renunciando a lujos y accesorios que encarecerían el producto. Tanto el Skoda Rapid como el Fiat Tipo ofrecen un comportamiento muy similar en carretera, aunque el primero supera al segundo en gama de motores, terminación y equipamiento.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *