por Redacción Carnovo

Comparativa: SEAT Ateca vs Volkswagen Tiguan

El segmento de los SUV compactos de tamaño medio es uno de los que más ha crecido en los últimos años y donde más ventas se registran en la actualidad. En esta comparativa te presentamos dos modelos que ocupan los primeros puestos en el ranking de los SUV medianos más vendidos, el SEAT Ateca y el Volkswagen Tiguan. Ambos comparten muchos elementos de construcción, como parte de la plataforma, motores, cajas de cambio y elementos de equipamiento, pero también ofrecen sensaciones de conducción diferentes. Si están pensando en comprarte un todocamino compacto, echa un vistazo a este artículo.

Compara ofertas del Ateca

Ateca vs Tiguan: Exterior

Comenzando por el apartado estético, y fiel a la filosofía conservadora del grupo automovilístico alemán, tanto el SEAT Ateca como el Volkswagen Tiguan ofrecen un diseño poco arriesgado. El Tiguan luce un aspecto muy musculoso, gracias a una línea de cintura muy elevada, una superficie acristalada reducida y líneas de tensión muy marcadas a lo largo de la carrocería. El frontal, en consonancia con el resto de modelos de la marca alemana, es serio, con una parrilla horizontal de tres lamas y unos grupos ópticos muy tradicionales, que pueden ser LED.

La carrocería está protegida por elementos de plástico presentes también en los bajos y en los pasos de rueda. En el techo luce unas barras que potencian el carácter SUV del Tiguan, mientras que la parte posterior es igual de convencional que el conjunto, con los pilotos dispuestos en posición horizontal.

En cuanto al SEAT Ateca, sigue el lenguaje de diseño que introdujo el León, modelo del que deriva. En el frontal luce una gran parrilla horizontal, con el logo de la marca bien grande y unos grupos ópticos que recuerdan mucho a los del León, con una atractiva firma luminosa LED. El paragolpes tiene una toma de aire en forma trapezoidal inversa a la parrilla, lo que le da un punto de originalidad al conjunto.

En la vista lateral, destacan los pasos de rueda cuadrados, un elemento que le diferencia del resto de sus competidores, también del Peugeot. La zaga es bastante sencilla, como ocurre con su rival, el Tiguan, con las ópticas horizontales que también pueden tener iluminación LED.

Interior

En cuanto al interior, el Volkswagen Tiguan se impone al SEAT Ateca en cuanto a calidad de materiales, aunque el espacio para los pasajeros es similar en ambos modelos. Esto se debe a que comparten gran parte de la plataforma.

El todocamino compacto de Volkswagen luce un habitáculo más cuidado y, tecnológicamente, superior a su rival porque, en los niveles de equipamiento más completos, puede tener un cuadro de instrumentos digital, con una pantalla Virtual Cockpit de 12’3 pulgadas que hereda del Passat. Esta pantalla proyecta toda la información relativa a la conducción de manera muy clara.

El diseño del salpicadero es el típico de los modelos de la casa alemana, con una disposición muy ordenara de todos los botones y muy ergonómica, como ocurre también con el SUV compacto español. Resulta muy fácil acostumbrarse a manejar los diferentes mandos. En el centro, reside la pantalla táctil a color, con algunos botones en los bordes para manejar algunos contenidos. Tiene un maneja sencillo y una resolución muy nítida. A través de la aplicación App-Connect, se pueden gestionar algunas funciones del móvil compatibles con Android Auto y Apple CarPlay.

En la parte inferior, están dispuestos los mandos del climatizador, de tres zonas y, entre los asientos, hay una consola central con algunos mandos, como el de selección de los distintos modos de conducción. En general, todo el conjunto transmite una sensación de calidad muy elevada que se acentúa con el tacto de las diferentes superficies, que combina materiales blandos, plásticos en acabado negro brillante y algunos remates en aluminio, dependiendo del nivel de equipamiento.

Por su parte, el Ateca muestra también un habitáculo sobrio y convencional, pero práctico y funcional. El salpicadero guarda mucho parecido con el del León, con la pantalla del sistema multimedia al centro, con algunos botones de funciones más básica, flanqueada por las tomas de ventilación. Debajo queda la consola central con los mandos del climatizador y algunos interruptores, por ejemplo, para las luces de emergencia.

La sensación de calidad percibida es buena, aunque menos que en el modelo de Volkswagen. El cuadro de instrumentos se ve por dentro del volante y presenta toda la información perfectamente ordenada y visible, con dos esferas grandes para el velocímetro y el cuentavueltas, divididas por una pantalla en medio con el ordenador de a bordo. Próximamente, podrá equipar un cuadro digital, a modo de Virtual Cockpit. Los asientos son extraordinariamente cómodos y sujetan muy bien el cuerpo. Opcionalmente pueden ser de piel y pueden tener regulación eléctrica.

En el apartado de habitabilidad, ambos crossovers ofrecen unas cotas similares, si bien, en el Voljswagen Tiguan, el espacio para los pasajeros en las plazas traseras es ligeramente mayor, especialmente, para las piernas y altura para la cabeza. También es un poco más grande el maletero, con 520 litros, por los 510 litros del Ateca.

Motor y conducción del SEAT Ateca vs Volswagen Tiguan

En el apartado de motores, ambos crossovers compactos comparten algunos motores, ya que forman parte del mismo grupo. El SEAT Ateca está disponible con un 1.0 TSI de 3 cilindros y 115 caballos, un 1.4 ecoTSI de 150 caballos y un 2.0 ecoTSI de 190 caballos en las versiones de gasolina. En diésel, tenemos un 1.6 TDI de 116 caballos y un 2.0 TDI con 150 o 190 caballos. según la versión, puede tener el cambio manual o automático DSG de doble embrague y siete relaciones.

El Volkswagen Tiguan dispone de una oferta de motores algo más variada. En gasolina, tenemos el 1.4 TSI con 125 y 150 caballos, este último con el sistema de desconexión de cilindros, y un 2.0 TSI con 180 caballos. En diésel dispone de un 1.6 TDI de 115 caballos, y un 2.0 TDI con 150, 190 y 240 caballos. Al igual que el Ateca, la tracción del Tiguan puede ser delantera o a las cuatro ruedas y la transmisión puede ser manual de seis relaciones o automática DSG de doble embrague y siete velocidades.

En cuanto al comportamiento en carretera, hay que destacar el carácter más dinámico del SEAT Ateca, frente al tratamiento más confortable del Volkswagen Tiguan. El SUV español transmite unas sensaciones más cercanas a la de un turismo, sobre todo, a la hora de afrontar tramos de carreteras viradas, donde entra mucho más plano en las curvas. Y a pesar de contar con un centro de gravedad más elevado que un turismo, se muestra bastante estable, gracias a un chasis muy equilibrado, con unas suspensiones más bien firmes y una dirección muy precisa e informativa.

El SUV de Volkswagen invita a viajar de forma más relajada y tiene a su favor la posibilidad de equipar un sistema que permite seleccionar varios modos de conducción, ajustando algunos parámetros del coche, como la dirección, la suspensión y la respuesta del motor a según qué condiciones. El todocamino de SEAT dispone también de cuatro programas de conducción: Normal, Eco, Sport e Individual. Y un chasis adaptativo opcional con tres niveles de dureza para las suspensiones: Confort, Normal y Sport.

Aunque ambos modelos son SUV, no tienen las mismas capacidades para circular fuera del asfalto. En este apartado, sale ganando el Tiguan, que cuenta con una serie de sistemas de ayudas a la conducción para ello no disponibles en el Ateca. Cuenta con control de descensos, un sistema de cámaras frontal para ver lo que tenemos delante, y un sistema de tracción 4Motion Active Control con cuatro programas, Carretera, Nieve, Off Road y Off Road Personalizado, que adapta la tracción a las condiciones del terreno. Mientras, el Ateca se conforma con el sistema 4Motion normal con el motor TDI de 190 caballos. En cualquier caso, la mayoría de usuarios podrán realizar una conducción normal por terrenos poco exigentes con el Ateca.

Ayudas a la conducción y equipamiento tecnológico

En cuanto a equipamiento tecnológico y ayudas a la conducción, ambos modelos están perfectamente a la última. En primer lugar, el Ateca puede equipar dos sistemas multimedia diferentes: el más básico, Radio System Media Colour, con una pantalla de 5 pulgadas, y el Radio System Media Plus que incluye la pantalla de 8 pulgadas, además de conexión USB, tarjeta SD y es compatible con Apple Car, Andoid Auto y Mirror Link. Su uso es más rápido y sencillo que en el Peugeot 3008.

Entre los sistemas de seguridad y ayudas a la conducción, puede contar con el programador de velocidad activo con asistencia a la conducción en el tráfico, el reconocimiento de señales, el detector de tráfico cruzado, la frenada de emergencia con detector de objetos, detector de vehículos en ángulo muerto, la frenada automática después de una colisión o las cámaras que proporcionan una visión cenital para facilitarla maniobra de aparcamiento. Es un equipamiento que prácticamente coincide con su rival francés.

El acabado tecnológico del Volkswagen Tiguan es más completo porque puede equipar el cuadro de instrumentos digital Virtual Cockpit. De serie, muestra un cuadro analógico convencional. También cuenta con una generosa pantalla con el sistema multimedia que permite muchas opciones de conectividad.

En materia de seguridad, el Tiguan posee un completo despliegue tecnológico. Además del sistema 4Motion Active Control, el programa con diferentes modos de conducción y el sistema de cámaras con vista cenital, dispone también de el aviso por cambio involuntario de carril y mantenimiento de carril, frenada automática tras una colisión, frenada de emergencia en ciudad con detector de peatones, el detector de fatiga, el programador de velocidad activo, el aviso de ángulo muerto o el asistente de aparcamiento con función de aparcamiento en batería. En caso de atropello a un peatón, el capó se eleva 55 milímetros para evitar que el cuerpo golpee la parte rígida bajo el capó.

Precio y veredicto

El Volkswagen Tiguan está disponible en tres niveles de equipamiento, Edition, Advance y Sport. Tiene un precio de partida de 27.400 euros. Por su parte, el Seat Ateca parte de los 22.060 euros y está disponible en seis niveles de equipamiento: Reference, Style, Style Plus, Xcellence, Xcellence Plus y el más deportivo FR.

Como se aprecia, el SUV alemán es notablemente más caro que el español, aunque también incluye más equipamiento, pero posiblemente, ese equipamiento más abundante, no compense la diferencia de precio tan acusada para la mayoría de conductores.

En líneas generales, se trata de dos buenos todocaminos compactos de tamaño medio, con mucho espacio, maletero, confort y variedad de motores. El SEAT Ateca es una opción ideal para quien necesite un vehículo práctico y amplio, sin prestar atención a lujos. Además, ofrece un comportamiento semejante al de un turismo y se beneficia de los motores de la familia Volkswagen.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *