por Alex León

Comparativa: Mazda 3 vs Honda Civic

 

 

Si hay un segmento competitivo en el mercado, ese es el de las berlinas compactas en el que las diferentes marcas protagonizan una dura lucha por liderar las ventas. En este sentido, hay dos marcas que aportan algo de aire fresco, cada una a su manera. Se trata de las japonesas Mazda y Honda con sus respectivos Mazda 3 y Honda Civic. La primera, se diferencia del resto por emplear una mecánica sencilla, huyendo del Downsizing, mientras que la segunda lo hace a través de un diseño muy llamativo, que no deja a nadie indiferente.

Ambos modelos acaban de aterrizar en el mercado. En el caso del Mazda, se trata de un lavado de cara del modelo que salió en 2013, una actualización que afecta principalmente al equipamiento tecnológico y a cambios sutiles en la carrocería. En el caso del Honda Civic, se trata de la décima generación del popular compacto japonés, que aterriza en Europa con más intenciones que nunca de ocupar las primeras posiciones en ventas.

Si estás buscando un coche nuevo, como los de esta comparativa u otros, te sugerimos que accedas a nuestra web, configures tu vehículo perfecto y utilices nuestro comparador de ofertas de coches nuevos. En 24 horas recibirás hasta cinco de las mejores ofertas de concesionarios oficiales a nivel nacional sin salir de casa.

 

Mazda 3 vs Honda Civic: exterior

El apartado estético es siempre uno de los argumentos más sólidos que determina la compra de un vehículo y es también uno de los puntos fuertes del Mazda 3 y el Honda Civic. El primero muestra un diseño curvilíneo, con formas suaves y elegantes y un toque deportivo, inspirada en la línea que Mazda denomina Kodo. Destaca por un amplio capó, una gran parrilla frontal, con la forma del logo de la marca, flanqueada por unas ópticas rasgadas que dibujan una mirada agresiva pero elegante. En el lateral, luce una línea de tensión descendente, que va desde el capó hasta el tirador dela puerta trasera, un elemento que le imprime mucho dinamismo. La zaga es más conservadora, con unos pilotos horizontales y estilizados.

Por su parte, el Honda Civic presenta un diseño radicalmente opuesto al del Mazda, con una línea mucho más innovadora y atrevida. El frontal tiene una mirada muy agresiva, con los grupos ópticos integrados en una parrilla negra que simula una máscara. Los paragolpes tienen unas tomas de aire con formas trapezoidales. La parte trasera quizá sea la zona más llamativa. Tiene un alerón que divide en dos la luneta y une los pilotos de formas angulosas. El portón tiene una caída muy prolongada y permite una boca de carga muy grande en el maletero. En los paragolpes se repiten las tomas de aire trapezoidales, aunque en este caso, son simuladas.

Mazda 3 vs Honda Civic: interior

En el interior, también encontramos muchas diferencias entre ambos modelos. Mientras que el Honda Civic apuesta por un aspecto típico de los coches japoneses, el Mazda 3 presenta un diseño más sencillo y ordenado, más en consonancia con los gustos europeos. Aunque hay una característica que define a los dos y es la buena calidad de los acabados.

Comenzando por el Mazda, el habitáculo se caracteriza por la sobriedad y una buena ergonomía. Todos los mandos están perfectamente al alcance del conductor. El salpicadero es uniforme y luce una pantalla flotante del sistema de infoentretenimiento. Debajo quedan las bocas de ventilación y la consola central con los mandos para manejar el climatizador. Hay varias molduras en metal, tanto en las puertas como en el volante y el salpicadero que resaltan la calidad del interior. El cuadro de instrumentos presenta un diseño original, dividido en tres zonas: la central, en forma de círculo, para el cuentavueltas y otra rectangular a cada lado, con el velocímetro y la información más importante.

Los asientos son muy cómodos y, opcionalmente, pueden tener regulación eléctrica. El puesto de conducción es muy bueno, cómodo y con muy buena visibilidad. La pantalla del sistema multimedia queda a una altura correcta y se puede manejar de forma táctil sólo cuando el coche está parado. En circulación, hay que recurrir a los mandos situados en la consola entre los asientos. El espacio en las plazas traseras es correcto, aunque no es de los mejores del segmento. El espacio para las piernas es suficiente, así como la altura libre al techo. En cambio, la plaza central es menos aprovechable, ya que el asiento es más duro y el túnel central resta espacio para los pies. En este aspecto, el Mazda 3 pierde ante el Honda Civic, que cuenta con una plaza central mucho más cómoda y, además, tiene algo más de espacio para la cabeza.

Por último, el espacio para el maletero es de 364 litros, más o menos en la media del segmento, pero claramente superado por los 478 litros que ofrece el compacto de Honda, que es sin duda, el mejor maletero de su categoría. Además se beneficia de un enorme portón que deja una gran boca de carga y facilita la maniobra de carga y descarga del equipaje.

Además del enorme maletero, el Honda Civic 2018 destaca también por una calidad de acabados muy buena, ligeramente superior a la del Mazda 3 2017, algo sólo apreciable en pequeños detalles, la terminación de los botones en el volante. El habitáculo transmite una sensación de amplitud sensiblemente mayor que en el Mazda, aunque la distancia entre ejes es prácticamente la misma, 2’70 metros. el diseño del salpicadero es muy a la japonesa, con la pantalla del sistema multimedia integrada en el centro, en una posición más baja que la del Mazda, aunque a una distancia de la vista del conductor buena.

El cuadro de instrumentos presenta una división en forma de abanico en tres zonas, dejando la central para el cuentavueltas. Los asientos también son muy cómodos y agarran muy bien. Algo que comparte con el Mazda son los huecos para depositar objetos. Las plazas traseras son cómodas y con espacio suficiente para albergar a tres pasajeros.

 

Mazda 3 vs Honda Civic: motor y conducción

En cuanto a motores, encontramos dos filosofías absolutamente antagónicas en uno y otro modelo. Mientras Honda apuesta por el Downsizing, es decir, motores de 3 cilindros de un solo litro de cilindrada y turboalimentados, Mazda se mantiene fiel a la tradición, con bloques atmosféricos en los gasolina y hasta de 2.2 litros para el diésel de 150 caballos. Esto se traduce en unas mecánicas más suaves en el Mazda, con un empuje más progresivo, a diferencia del Honda, que goza de una aceleración más contundente, debido al turbo, pero al ser un motor de 3 cilindros, no resulta tan suave y las vibraciones se perciben más. No obstante, es uno de los motores de estas características con mejor rendimiento y suavidad.

El Civic está disponible, de momento, con dos motores de gasolina: el 1.0 VTEC turbo, tricilíndrico de 130 caballos y el 1.5 VTEC turbo de 4 cilindros con 180 caballos. el primero de ellos destaca por su gran empuje a bajas vueltas, prácticamente a 2.000 revoluciones entrega sus 200 Nm de par. A finales de año, la gama se completará con dos mecánicas diésel. En cambio, el Mazda 3 tiene dos motores de gasolina, un 1.5 Skyactiv-G de 100 caballos y un 2.0 Skyactiv-G con 120 y 165 caballos, y otros dos de gasóleo, un 1.5 Skyactiv-D con 105 caballos y un 2.2 Slyactiv-D con 150 caballos. todos ellos destacan por su suavidad de funcionamiento y una entrega de potencia muy progresiva, incluso en los turbodiésel.

El comportamiento de ambos coches es excelente, si bien el Mazda ofrece un mayor grado de confort en carretera, mientras que el Honda se muestra más dinámico. El Mazda 3 tiene unas suspensiones que tiran a blandas y absorben muy bien las irregularidades del terreno. Sin embargo, en una carretera de curvas, no permiten extraer todas las posibilidades de su chasis. Dispone del G-Vectoring Control, un sistema que modifica la entrega de par en las ruedas en la entrada en curva, según la intensidad a la que pisemos el acelerador. Esto proporciona un reparto de peso más parejo entre ambos ejes y permite un paso por curvas más plano y estable.

Honda Civic es más divertido y a la vez cómodo. Cuenta con un esquema de suspensiones McPherson en el eje anterior y otro de tipo Multilink en el posterior que le dotan de un gran confort de marcha, pero a la vez, de una gran estabilidad que nos permite realizar una conducción dinámica y divertida en carreteras viradas. Esto también se debe a un centro de gravedad más bajo y un chasis muy bien trabajado, más rígido y a la vez ligero que el anterior modelo. El comportamiento del coche es correcto en todo momento, los amortiguadores absorben muy bien las imperfecciones de la vía pero con un mínimo de rigidez.

La dirección tiene un tacto muy preciso y directo y transmite muy bien lo que ocurre debajo de las gomas. El cambio es muy Honda, tiene unos recorridos cortos y precisos y transmite un cierto tacto deportivo, acentuado con un pomo grueso de la palanca. También hay disponible un cambio automático de tipo convertidor de par con un funcionamiento correcto, pero no tan agradable como el manual.

 

Mazda 3 vs Honda Civic: ayudas a la conducción y equipamiento

Ambos modelos están bien dotados tecnológicamente pero hay que decir que el Honda gana al Mazda. Principalmente porque dispone de un conjunto de sistemas de seguridad y ayudas a la conducción, englobados en un paquete que denomina Sensing y que, además, es de serie en toda la gama. Este paquete incluye el sistema de mitigación y prevención de impactos, avisador de cambio involuntario de carril, ayuda de permanencia en la carretera, sistema de mantenimiento de carril, control de crucero adaptativo inteligente, reconocimiento de señales de tráfico y función de seguimiento a baja velocidad.

Por otro, el Civic puede equipar también otros dispositivos como la alerta de tráfico cruzado, avisador de ángulo muerto y la cámara de visión trasera y desde varios ángulos: visión normal de 130 grados, visión más amplia de 180 grados y vista de arriba abajo completa. El Mazda equipa también muchas ayudas a la conducción como alerta de cambio de carril, programador de velocidad, reconocimiento de señales de tráfico, cámara de visión trasera y muchos más, pero el equipamiento de serie es inferior al Honda. Sin embargo, el Mazda 3 monta el mencionado sistema G-Vectoring Control que regula la entrega de par en las ruedas de ambos ejes en la entrada en curvas.

En lo que se refiere a conectividad, el Civic también gana la partida a su rival. Ambos modelos equipan un sistema de infoentretenimiento muy completo, pero resulta más intuitivo y sencillo el del Honda, con su sistema Honda Connect. Tiene conexión bluetooth, igual que el Mazda, y es compatible con Apple Car Play y Android Auto, a diferencia de su competidor. Además cuenta con puerto USB y conexión HDMI.

Mazda 3 vs Honda Civic: precio y veredicto

El Mazda 3 está disponible en tres niveles de acabados, Pulse, Style y Luxury, y tiene un precio de partida de 17.750 euros con el motor 1.5 de gasolina de 100 caballos y acabado Pulse. Por su parte, el Honda Civic ofrece seis líneas de equipamiento: Confort, Elegance, Sport, Sport Plus, Prestige y Executive. Los acabados Confort, Elegance y Sport se combinan con el motor 1.0 VTEC de 130 caballos y los más altos de la gama con el motor 1.5 VTEC de 180 caballos. Los precios arrancan en 21.140 euros para el 1.0 VTEC Confort.

Tanto el Mazda 3 como el Honda Civic son dos buenas alternativas dentro del competitivo segmento C de las berlinas compactas, aunque con diferencias muy notables entre ellos. El Mazda sigue un diseño elegante y muy estilizado, capaz de cautivar a cualquiera. El Honda Civic apuesta por una imagen diferente, más atrevida, que puede gustar mucho o no gustar nada, pero que no deja indiferente a nadie. En el interior, ambos están muy bien rematados y la calidad percibida es muy buena. Quizá el espacio esté mejor aprovechado en el Honda, sobre todo, en el maletero, con sus impresionantes 478 litros.

En cuanto a comportamiento, el Mazda busca ofrecer un mayor confort a los pasajeros, a diferencia del Honda, que se muestra más dinámico y ofrece una mayor diversión al volante. Eso sí, gracias a los motores de gasolina atmosféricos, el Mazda es extremadamente suave y apenas se perciben vibraciones en marcha. Honda, por su parte, se suma a la tendencia del Dowsizing, con motores turboalimentados y pequeños.

Si buscas un coche discreto y con un rodar suave y silencioso, el Mazda 3 es la mejor opción. Por el contrario, si lo que quieres es llamar la atención, no pasar nunca desapercibido y te preocupa el equipamiento tecnológico, el Civic se antoja más interesante.

 

Ahorra en la compra de tu coche nuevo

Echa un vistazo a nuestro artículo sobre los SUV más pequeños del mercadoRecuerda que si haces clic en el botón ‘elige tu coche’ que encontrarás en la parte superior derecha o accede directamente a nuestra web podrás comparar las mejores ofertas de concesionarios oficiales a nivel nacional sin salir de casa.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *