por Víctor Delgado

Comparativa BMW X1 vs. BMW Serie 3 Touring: ¿SUV o berlina?

A lo largo de los últimos años, los SUV se han impuesto en ventas, y por mucho, en comparación con las berlinas. Por el camino incluso han desaparecido algunos modelos, como el Citroën C5 o el Honda Accord. El principal atractivo de los SUV se centra en ofrecer una imagen más aventurera que familiar, como sí ocurre con las berlinas convencionales. Pero, ¿qué ventajas tienen realmente con respecto a las berlinas “de siempre”?

Para encontrar una respuesta a esta pregunta hemos conducido durante una semana un BMW Serie 3 Touring y un BMW X1, ambos con la tracción total xDrive de la marca bávara y con una transmisión automática de ocho velocidades. A pesar de que el SUV mide 19 cm menos de largo, son dos opciones perfectamente equivalentes por espacio interior. De hecho, el todocamino tiene un maletero más grande incluso con una menor longitud.

Si te gusta uno de estos dos modelos o cualquier otro del mercado puedes configurarlos en Carnovo.com para conseguir las mejores ofertas en la compra de tu coche nuevo. Solo tienes que escoger el que más te guste para ahorrar más de 4.000 euros de media en la compra de tu coche nuevo. Selecciona tu preferido y, en menos de 24 horas, recibirás los precios más bajos de los concesionarios más cercanos a ti.

¿Ciudad o carretera?

A la hora de tomar la decisión final entre una berlina como el BMW Serie 3 Touring y un SUV como el BMW X1 es muy importante determinar si el uso que le vas a dar al vehículo es urbano o por el contrario vas a utilizarlo más en trayectos por carretera. Si eres de los que rara vez saca el coche de la ciudad, el X1 se adapta más a tus necesidades. Al ser más alto es un coche del que es más fácil entrar y salir, así como meter o sacar los objetos del maletero (como, por ejemplo, las bolsas de la compra).

Además, cuenta con el añadido de combinar la tracción xDrive a las cuatro ruedas, que permite salir del asfalto con algunas garantías; aunque en ningún caso se trata de un todoterreno. Bien es cierto que el Serie 3 también la incorpora, pero se ve penalizado en este aspecto por una altura libre con respecto al suelo bastante menor. Y no se te olvide que es 19 cm más corto, lo que se agradece enormemente al estar maniobrando en un aparcamiento.

Si, por el contrario, tu hábitat natural es la carretera, ya sea secundaria o autovía, tu decisión debería estar clara: el BMW Serie 3 Touring es tu coche. En términos generales es un vehículo más cómodo y su agilidad en curva está a años luz de la del X1 debido, en gran parte, a un centro de gravedad situado mucho más bajo que le hace balancear mucho menos. Al conducirlo parece un coche de Scalextric, es muy difícil hacerle perder la compostura.

Incluso sorprende su dinamismo para ser un automóvil que supera ampliamente los 4,60 m de longitud, aunque BMW es especialista en fabricar coches con un comportamiento más deportivo que los modelos de otras marcas. En este sentido, llama la atención el freno de mano, que no es por botón (sí lo es en el X1), sino de palanca. Suponemos que es por si al conductor le apetece “jugar” un poco con su coche.

Las plazas traseras, aun siendo muy buenas por espacio, tienen una menor altura disponible que la del X1 y montar una sillita de niños es más complicado, ya que obliga a agacharse más que en el SUV. En cuanto al maletero, no ofrece mayores problemas, pues se puede abrir a “golpe” de pie bajo el paragolpes trasero y cerrarse a través de un botón. Su suelo queda al ras con respecto al paragolpes y las formas son muy regulares en ambos, que cuentan con enganches para evitar que los objetos se desplacen en marcha.

¿150 o 190 CV?

Nuestro BMW X1 está dotado con un propulsor diésel de 150 CV, correspondiente a la versión 18d. Por su parte, el BMW Serie 3 Touring monta el mismo bloque, de 2 litros de cilindrada, pero con 190 CV, lo que supone que se trata de la variante 320d. Los consumos conseguidos son prácticamente idénticos (puedes consultarlos en nuestra clásica prueba de consumo –BMW X1 y BMW Serie 3 Touring-), así que la elección está bastante clara.

La mecánica que desarrolla 190 CV tiene un sobreprecio en el X1 de aproximadamente 1.700 euros, mientras que en el Serie 3 supone un plus de unos 2.500 euros. Pero las prestaciones son sensiblemente mejores, se siente un propulsor con mucho más “punch” y al que no le falta empuje en ningún momento gracias a sus 400 Nm de par motor máximo, por los 330 Nm de las versiones 18d. No obstante, también es cierto que 150 CV son suficientes para casi cualquier conductor.

Conclusión

Elige el X1 si…

Vas a hacer desplazamientos urbanos en más de 75% de las ocasiones. Si tienes dos niños o montas a personas mayores asiduamente también es más recomendable. O como segundo coche para moverte por la ciudad, ir a la compra, llevar a tus hijos al colegio y recogerlos… Su maletero es más grande y, en general, es un coche más versátil. Además, tampoco desentona en carretera y fuera del asfalto se mueve bien… sin ser un todoterreno “purasangre”.

Elige el Serie 3 si…

Lo quieres como vehículo principal. Es muy versátil gracias a un maletero que roza los 500 litros de capacidad, y en curva se muestra sorprendentemente ágil. Al circular por vías rápidas muestra un aplomo indiscutiblemente superior al de un SUV y, si te gusta conducir, la experiencia de conducción es mucho más satisfactoria. Dentro de la ciudad se mueve bien… siempre que se sea consciente de que es un coche de más de 4,60 m de largo.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *