por Alex León

¿Cómo realizar un adelantamiento correctamente?

Las maniobras de adelantamiento son de las más comunes en nuestras vidas al volante, pero aún así no es raro encontrar conductores que realizan un adelantamiento peligroso en más de una ocasión. No seas ese conductor. En este texto vamos a explicarte las diferentes maneras de adelantar según la situación en la que te encuentres, pues en función de la carretera y el vehículo que vayas a pasar hay que hacerlo de una manera u otra. Sin más dilación, vayamos con diferentes ejemplos.

Ciclistas

Comenzamos por un grupo con el que hay que tener un cuidado especial, pues compartimos con ellos la carretera muy a menudo y se pueden ver en situaciones en las que se vean vulnerables. Con los ciclistas hay que tener un cuidado especial, dejando una gran distancia entre el coche y la bicicleta – en concreto de un metro y medio. Esto implica invadir el carril contrario, lo que lleva a que no se debe adelantar a un ciclista cuando vengan otros coches en el sentido contrario (si hablamos de carreteras de dos carriles y doble sentido, claro).

Pero, ¿y si la carretera en la que estamos tiene una línea continua? Pues también, en estos casos sí que está permitido invadir la totalidad del carril contrario. Esto es algo que se puede ver incluso como parte de la preparación del examen teórico para sacarse el carnet de conducir. Eso sí, si hay una señal explícita de prohibido adelantar, tampoco podemos realizar el adelantamiento a los ciclistas.

¿Adelantamiento por la derecha?

Siendo directos, no (en carretera, claro está). Pasar a otro vehículo por la derecha no se considera adelantamiento sino rebasamiento, lo que puede recaer en una multa si tienes la puntería de hacerlo cuando se esté fijando la policía. Si hay un coche que vaya a baja velocidad por el carril izquierdo no es correcto pasarle por la derecha. Como es obvio, tampoco es correcto que vaya lento por el carril izquierdo.

Ahora bien, existe un caso concreto en el cual sí que está permitido: si la vía en cuestión tiene dos o más carriles en nuestro sentido y que se den cuatro circunstancias de manera obligatoria. La primera es que haya tráfico denso y todos los carriles estén ocupados, la segunda es que los otros carriles tengan un límite de velocidad, la tercera que no haya cambio de carril (es decir, que ya estuviéramos en el de la derecha) y la cuarta es que no haya posibilidad de hacer el adelantamiento por la izquierda. Si se puede hacer, entonces lo correcto es hacerlo por la izquierda.

Precaución con los camiones

A la hora de adelantar a un camión (o en general un vehículo de grandes dimensiones) también has de ser más cauteloso que de costumbre. En primer lugar has de invadir el carril contrario durante algo más de tiempo ya que el adelantamiento se hace a un vehículo más largo de lo habitual. Ahora bien, la clave está también en el peso del camión: sus muchas toneladas de peso hace que el viento que circula alrededor suyo provoque turbulencias que pueden desestabilizar nuestro vehículo. Para evitarlo, debemos alejarnos del camión más de lo habitual mientras realizamos la maniobra.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *