por Alex Leon

¿Cómo llevar a mi perro en el coche? Te explicamos 4 métodos

Llega el verano, es tiempo de vacaciones y eso implica en ocasiones sacar a la calle nuestro coche nuevo para recorrer largas distancias hasta nuestro destino. Muchos de nosotros cuidamos mascotas que viven con nosotros y que forman parte de nuestra familia, por lo que merecen disfrutar de un par de semanas de descanso lejos del ruido y el estrés de la ciudad, por todo esto te explicamos cómo llevar a tu perro en el coche.

A este tipo de animales les gusta mucho viajar en automóvil, tanto por una cuestión sensorial como por el placer de explorar lugares y el deseo de acompañar a sus dueños a todos lados. Eso sí, es recomendable que desde pequeños se habitúen a este tipo de espacios para que durante el trayecto cuando ya son más grandes viajen con más confianza y seguridad.

La DGT advierte, que  más de la mitad de los conductores vive momentos de riesgo a causa de viajar con mascotas que no están bien sujetas en los vehículos. Desde Carnovo queremos darte algunos consejos sobre cómo llevar al perro en el coche sin tener ningún problema en caso de un control policial.

En primer lugar, todavía no se puede dejar libre a un perro dentro del compartimiento de pasajeros de un automóvil, sin que el conductor tome las debidas precauciones. En segundo lugar, para un mayor espacio y una mayor comodidad, el perro debe tener un espacio que no sea demasiado pequeño, de modo que la parte trasera del compartimiento del pasajero sea el área más adecuada para él.

El Reglamento General de Circulación  y la Ley de Seguridad vial no dan directivas claras sobre cómo se debería transportar un perro dentro del coche en España, no obstante, hay algunos consejos básicos de conducción que se deben tener en cuenta. En primer lugar, debemos evitar que el perro se pueda mover libremente en el coche, evitando que interfiera con quién está conduciendo. También debemos evitar llevar al animal en nuestro regazo porque podría agitarse y convertirse en un peligro para sí mismo y para los otros pasajeros.

 

Documentación necesaria para el transporte con animales

Como los coches, también los perros deben viajar con toda la documentación en regla, (seguro, permiso de circulación, ITV, etc). Nuestro perro debe tener los siguientes documentos: cartilla sanitaria con la vacunaciones correspondientes, chip identificativo obligatorio, seguro de responsabilidad civil y licencia administrativa  en el caso de perros catalogados como potencialmente peligrosos.

Cuatro formas de transportar un perro en el coche

¿Cuáles son las formas más seguras de transportar un perro en un coche? Vamos a averiguar cuáles son las 4 formas recomendadas (y más comunes en España) por ley para transportar con seguridad a nuestros amigos los perros:

 

1. Transportín rígido

Algunas personas creen que los transportines para perros son la forma más efectiva de transportar a nuestros animales en el coche. Lo más importante, al cargar el perro en el automóvil, es que ya esté acostumbrado. Si el perro no confía totalmente, hay que prepararlo a pequeños pasos y los transportines son la mejor solución.

Una vez que el perro se dé cuenta de que el transportin es un lugar seguro, este entorno lo relajará y no lo estresará demasiado una vez que el coche se ponga en marcha.

 

2. Cinturón de seguridad

Una de las mejores soluciones es el uso del cinturón de seguridad. Al igual que los integrados en el automóvil, el cinturón de seguridad para perros se usa para transportar a nuestro amigo con total tranquilidad. Gracias a su estructura, esta correa debe engancharse al arnés del perro y conectarse al cinturón de seguridad del automóvil. En el caso de un perro grande, es aconsejable utilizar un cinturón integrado con arnés que proteja al perro en caso de accidente o frenazo intenso.

Como para el transportín, también para esta solución, el perro necesitará un período de adaptación, durante el cual un buen maestro le enseñará, siempre en pequeños pasos, a acostumbrarse a esta nueva experiencia.

 

3. Arnés de doble enganche

El arnés de doble enganche resulta ser bastante más seguro respecto al cinturón que hemos mencionado antes. Este sistema, si por un lado es más práctico porque nos permite atar directamente el perro utilizando el cinturón de seguridad, por otra parte limita un poco el movimiento del perro y podría provocar estrés al animal. El sistema está bien diseñado porque para bajar al perro puedes desatarlo con un solo movimiento.

 

4. Rejas divisorias

Este es otro método de retención que podemos utilizar. La rejas para perros es el sinónimo de “transporte de animales“. En realidad, este método para transportar un perro en el coche es uno de los más extendidos. Gracias a la rejas, es mucho más simple, en comparación con el transportín o el cinturón, ya que el perro se acostumbra al automóvil y a los viajes largos más fácilmente. Es importante destacar que las rejas divisorias deben ser específicas para el modelo del coche, ya que las universales podrían no aguantar el impacto correctamente en caso de colisión.

 

Transporte de perros en coche: consejos prácticos para los dueños

Hemos entendido cómo transportar un perro en un automóvil. Otros consejos prácticos que te queremos dar son:

  • Llevar siempre encima la documentación del perro.
  • Llevar siempre bastante agua, sobretodo en caso de largos viajes.
  • Esperar dos horas antes de salir si el perro ha comido mucho.
  • No darle de beber agua en exceso.
  • Asegurar una recirculación de aire en el automóvil.
  • Parar de vez en cuando durante el viaje, para que el perro se pueda mover.
  • Nunca dejarlo solo en el coche, sobretodo en verano.
  • Nunca dejar que saque la cabeza por la ventanilla.
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *