por Redacción Carnovo

Cómo instalar la cámara trasera del coche

Ahora que te hemos explicado cómo sentarse al volante correctamente o cómo medir la presión de los neumáticos esto seguro que también te interesa y es que cada vez más son los coches que, en la actualidad, incorporan una cámara trasera cuya imagen se proyecta en la pantalla del sistema multimedia del salpicadero y seguro que muchas veces te has preguntado cómo instalar la cámara trasera del coche. Este elemento, junto a los controles de aparcamiento sonoros, se ha convertido en el gran aliado de muchos conductores a la hora de aparcar, ya que facilita notablemente la maniobra. Con esta cámara, se acabó aquello de aparcar dando toquecitos al coche estacionado detrás.

Además, no solo facilita las maniobras de aparcamiento sino, también aumentan la seguridad al circular marcha atrás, porque permite detectar mejor cualquier obstáculo que se interponga en nuestro camino, desde un peatón hasta una bicicleta. Pero, si tienes un coche antiguo que aún no equipa un dispositivo como este, no te preocupes porque te vamos a explicar cómo instalar una cámara trasera en tu coche.

 

Dónde y cómo instalar una cámara trasera del coche

Normalmente, un sistema de cámara de visión trasera está formado por tres elementos: la cámara, un transmisor y un espejo retrovisor con pantalla integrada. En general, hay dos tipos de cámara de visión trasera, unas que se conectan con el espejo retrovisor a través de un cable y otras que son inalámbricas. Antes de proceder a instalar una de ellas, tenemos que saber muy bien dónde instalar la cámara de visión trasera. Hay cámaras para diferentes marcas de coches y algunos modelos ofrecen ya un hueco para instalarlas.

  1. Generalmente hay que hacer un pequeño orificio en la carrocería para pasar los cables de la cámara, que son tres: uno rojo, otro negro y otro amarillo de tipo RCA. El rojo debe ir conectado a la luz de marcha atrás. De este modo, se activará cada vez que metamos la marcha atrás. El negro debe ir conectado a la masa del coche, mientras que el amarillo es el encargado de mandar la imagen a la pantalla o espejo retrovisor del interior. Dicho cable suele tener una longitud de unos cinco metros y habrá que pasarlo al interior desde el maletero para conectarlo con la pantalla.
  2. En caso de que la cámara sea inalámbrica, ésta funciona con un transmisor receptos de 2,4 GHz que sustituye al cable RCA amarillo y se conecta directamente a la pantalla sin que haya que pasar el cable por dentro.
  3. Cuando ya tengamos instalada la cámara trasera, haremos lo propio con la pantalla. Si tenemos un espejo retrovisor con monitor, lo colocamos sobre el retrovisor original del coche mediante unas presillas que lleva en la parte trasera. En cambio, si tenemos una pantalla LCD, la posicionamos en el salpicadero con unos tornillos. Igual que la cámara, el retrovisor o pantalla LCD disponen de tres cables, rojo, negro y RCA amarillo. El rojo va unido a positivo de contacto para que permanezca siempre en funcionamiento. El negro se conecta con masa del coche y el amarillo al otro cable amarillo de la cámara. En caso de que sea inalámbrica, el cable se conecta al receptor.

Hay cámaras que incluyen un cuarto cable RCA de color blanco que sirve para enviar una segunda imagen para tener dos canales de video. Si no se necesita, debe dejarse desconectado.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *