por Víctor Delgado

Cómo colocar una sillita infantil paso a paso

La seguridad de los niños es uno de los aspectos más importantes, o el que más, al circular en coche. Si son pequeños, es necesario que utilices para ellos un sistema de retención infantil (SRI) o una sillita infantil. De hecho, si el menor mide menos de 1,35 metros de altura su utilización es obligatoria. ¿Sabes cómo colocar correctamente una sillita infantil? En Carnovo te lo explicamos en unos sencillos pasos. Pero antes tenemos que ver las diferentes normas y tipos de sillitas:

Normas ECE R44/04 y i-Size

Actualmente está vigente la norma ECE R44/04, que se encarga de regular los diferentes tipos de sistemas de retención infantil o SRI, y la i-Size, establecida en 2013 y más efectiva. ¿Por qué? Pues porque esta norma utiliza nuevos procedimientos de análisis y de uso para mejorar la seguridad infantil. Se trata de un nuevo procedimiento de homologación y no de una denominación comercial. Entre otras medidas amplía el uso de la silla infantil en el sentido inverso a la marcha.

Para obtener la homologación i-Size, los SRI deben superar una prueba de impacto lateral adicional. Además, las sillitas infantiles ya no se dividen en categorías de peso. El fabricante de las mismas puede decidir para qué tamaños resulta adecuado su sistema. En todo caso no hay, de momento, previsión de prohibir la utilización de SRI que estén fabricados bajo la norma de homologación ECE R44/04.

Tipos de sillitas infantiles

En cuanto a los tipos de sillitas, hay cinco (según la norma ECE R44/04, ya que la i-Size o ECE R129 las agrupa en función de la altura del menor): del Grupo 0, del Grupo 0+, del Grupo 1, del Grupo 2 y del Grupo 3. Además, también se distinguen los SRI para llevar niños que midan a partir de 1,35 metros de altura. No todas se colocan igual, así que es mejor que repasemos sus características una a una, ¿verdad?

¿Cómo funciona el sistema ISOFIX?

El sistema ISOFIX se basa en tres puntos de anclaje, dos de sujeción rígidos (que están soldados a la carrocería del coche o atornillados) que sostienen a la silla por los extremos de la base y un tercer punto de anclaje anti-rotación. En nuestro país el sistema ISOFIX es obligatorio desde junio de 2005. Entre las principales ventajas del ISOFIX se encuentran la reducción de las lesiones graves de los niños en accidentes de circulación, una disminución del recorrido frontal de la cabeza del menor (evitando así un latigazo que puede derivar en lesiones cervicales) y la mejora de la estabilidad del SRI en caso de impacto lateral. Además, al tener que ir anclado no es posible colocar mal la sillita.

 

Cómo colocar una sillita infantil: sillitas del Grupo 0 y 0+

En estos SRI el niño se sujeta a la silla a través de un arnés de 5 puntos y tendremos que cambiar la sillita cuando el menor pese más de 13 kg o su cabeza sobresalga por la parte superior del sistema de retención infantil. La sillita queda anclada al vehículo por medio de dos agarraderas por las que hay que traspasar el cinturón de seguridad, aunque las 0+ pueden incluir ISOFIX en función de la sillita (de todas formas se puede comprar un anclaje ISOFIX universal para cualquier SRI, como los de RiveMove). Eso sí, hay que tener en cuenta que desde el 1 de octubre de 2016 no se puede poner en el asiento del copiloto salvo en casos excepcionales.

Cómo colocar una sillita infantil: sillitas del Grupo 1

Las sillitas del Grupo 1 son válidas para menores con un peso de entre 9 y 18 kg. El sistema de retención infantil se fija al asiento mediante el cinturón de seguridad o el sistema ISOFIX, comprobando que quede sujeta firmemente. Hay que asegurarse de que el arnés de 5 puntos de la sillita quede bien ajustado al cuerpo del menor.

Cómo colocar una sillita infantil: sillitas del Grupo 2 y Grupo 3

Son las adecuadas para niños que tengan un peso de entre 15 y 36 kg, cuando son todavía pequeños para ponerse tan solo en cinturón de seguridad pero demasiado grandes para una sillita. Funcionan elevando al niño a la altura necesaria para poder utilizar correctamente el cinturón de seguridad. La banda diagonal del cinturón ha de pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro sin tocar el cuello (esto es muy importante, nunca ha de tocarlo), y la banda horizontal lo más abajo posible, sobre las caderas y muslos, nunca sobre el estómago.

Este tipo de sillitas no tiene respaldo y permite a los niños más mayores alcanzar una altura suficiente para que el cinturón de seguridad sea efectivo con ellos. Se colocan siempre en el sentido de la marcha y el cinturón ha de pasar por la guía integrada en el reposacabezas. De todas formas, los puntos por los que debe ir el cinturón de seguridad suelen estar indicados en rojo en el propio SRI.

 

Cómo colocar una sillita infantil: sillitas a partir de 1,35 m de altura

A partir de los 1,35 metros se puede utilizar únicamente el cinturón de seguridad, pero hasta que el niño mida 1,50 metros es recomendable utilizar un sistema de retención infantil específico, homologados a su talla y peso. En cualquiera de los casos la banda diagonal del cinturón de seguridad ha de pasar por la clavícula y bien pegada al pecho, mientras que la banda horizontal ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera. Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño tiene que seguir utilizando un asiento elevador.

¿Quieres ver más tutoriales?

¿A que no es tan difícil colocar una sillita infantil? Pues si te ha gustado nuestra explicación y quieres ver algunos de nuestros tutoriales puedes hacerlo consultando cómo cambiar una rueda paso a paso, cómo reducir marchas correctamente, cómo circular por una rotonda o cómo aparcar en batería.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *