por Alex Leon

Cómo coger el volante correctamente y cómo no debes hacerlo

Coger el volante correctamente es fundamental para realizar una conducción segura y evitar accidentes de tráfico. El código de circulación establece que está prohibido por ejemplo agarrar el volante con una sola mano e indica claramente que el conductor debe llevar una buena posición de conducción para evitar distracciones y tener una mejor capacidad de reacción ante imprevistos en marcha. En este artículo te enseñamos cómo coger el volante correctamente y por supuesto como no debes agarrarlo.

 

Cómo se debe coger el volante

Lo primero que tienes que saber es que la Dirección General de Tráfico (DGT) establece como correcta la posición con las manos al volante de las diez y diez, haciendo referencia a las agujas del reloj, y acepta también la de las nueve y cuarto. Esto es así porque a la hora de realizar un giro de forma rápida ya sea en una intersección, en una rotonda o en otro tipo de situación el movimiento se produce de forma más rápido y las manos no terminan cruzándose.

Pasamos mucho tiempo al volante y es normal que adquiramos malas posturas al volante, pero eso debemos evitarlo, por nuestra seguridad y porque además nos puede acarrear una multa. Concretamente el artículo 18 indica que si no se mantiene la posición adecuada podemos ser multados con 80 euros si un agente dela policía nos detiene durante nuestra conducción. Por todo ello, una vez explicado cómo coger de forma correcta el volante ahora te contamos cómo no tienes que hacerlo:

 

 1. Con las dos manos por arriba

Uno de los más utilizados, sobre todo cuando estamos hartos de conducir y queremos volver a casa, ya sea porque estamos en un atasco y nos hemos puesto de mal humor o porque no ha sido un buen día en la oficina. Agarrar el volante por la parte superior del volante no es correcto pues al hacerlo estamos comprometiendo nuestra seguridad al estar estirando demasiado los brazos lo que provoca que despeguemos el cuerpo del asiento y del reposacabezas lo que se puede traducir en fuertes lesiones en caso de que nos impacte un vehículo por detrás, además en caso de un giro brusco no podremos afrontarlo correctamente.

 

 2. Con las dos manos por debajo

Al contrario que en la anterior modalidad, en esta se trata de coger el volante con las dos manos por arriba y por supuesto si estabas pensando cómo coger el volante correctamente este no es un buen ejemplo. Generalmente adquirimos esta posición cuando llevamos mucho tiempo conduciendo en vías monótonas sin grandes cambios de velocidad como pueden ser las autopistas o las autovías. Bien, aunque puede ser relajante no es nada conveniente utilizar esta posición pues en caso de un peligro en la carretera y de que tengamos que realizar un giro de volante nuestra maniobrabilidad se verá comprometida.

 

 3. Una mano en el volante y la otra en la palanca de cambios

Asociado a una conducción más deportiva y por supuesto si dispones de un coche manual. Este tipo de posición al volante no debes realizarla más que cuando te limites a cambiar de marcha. Recuerda que ante un peligro en carretera necesitarás siempre las dos manos al volante como hemos comentado al principio de este artículo.

 

4. Un brazo apoyado en la puerta y una mano al volante

Como si se tratase del sheriff del condado en su camioneta. Muchos conductores tienden a apoyar el brazo en la ventanilla del vehículo y a limitarse a conducir con una mano. No olvides de que este tipo de posición al volante está penalizado y que por supuesto en caso de situación peligrosa la maniobrabilidad se verá totalmente comprometida.

 

5. Con la palma de la mano

Esta forma es muy utilizada sobre todo a la hora de aparcar en línea o aparcar en batería. Se trata de utilizar una sola mano mientras conducimos y encima de forma abierta y extendida como si estuviésemos saludando a una persona o manejando un rodillo. Recuerda, está prohibido y de hacerlo tu seguridad y tu bolsillo se verán comprometidos.

 

 6. Una mano arriba y otra abajo

Menuda combinación la de agarrar el volante con una mano arriba y otra abajo, tan intensa que hasta relaja. Recuerda, en la carretera tienes que tener activados todos los sentidos y esta posición no ayuda. Por supuesto, compromete tu seguridad y en caso de tener que realizar un giro la capacidad de maniobrabilidad se verá alterada hasta el siguiente nivel.

 

 7. Sin manos

Obviamente es imposible conducir un coche sin manos, pero bien es cierto que durante unos segundos hay quien lo hace. Bien sea para atarse el cinturón, encenderse un cigarro o para manejar el teléfono son muchos los que dejan el volante sin conductor durante un período determinado de tiempo. Es totalmente ilegal y aunque se realice a baja velocidad puede ser peligroso y perjudicial para la seguridad tanto del conductor, acompañantes y otros conductores que circulen por la vía.

 

8. Solo una mano en la parte superior

Otra práctica habitual al volante es la de conducir únicamente con una mano y colocándola en la parte superior del volante. Si te preguntabas cómo coger el volante correctamente supongo que ya sabrás la respuesta ante esta modalidad. Es totalmente ilegal y perjudicial de cara a una conducción eficiente y segura.

 

Probablemente haya muchas más formas de coger el volante, pero recuerda que tan solo hay dos formas correctas de agarrarlo mientras vamos en marcha tal y como indica la Dirección General de Tráfico, recuerda, solo son válidas las 9:15 y 10:10, simulando la posición de las agujas del reloj.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *