por Silvia Oliveras

Coches GLP: ventajas e inconvenientes

Las restricciones de tráfico, la concienciación medioambiental o las dudas sobre los vehículos eléctricos están condicionando la compra de automóviles. En este entorno cambiante, los coches GLP se han convertido en una buena opción.

Si buscas un combustible distinto al diésel y a la gasolina, los coches GLP son una gran alternativa. También lo son si todavía no estás preparado para dar el salto al vehículo eléctrico. El GLP lleva años entre nosotros y quizá ahora es el momento de hacerte con un coche nuevo. Te explicamos qué es el GLP, cómo funcionan los vehículos que lo utilizan y todas las ventajas e inconvenientes de los coches GLP.

¿Cómo funcionan los coches GLP?

Los coches GLP funcionan con GLP (gas licuado del petróleo) que se fabrica con butano y propano a presión. El GLP proviene en un 30% del proceso de refinado del petróleo y en un 70% de los yacimientos de gas natural o petrolíferos. Este combustible alternativo ofrece las mismas prestaciones que los carburantes tradicionales. Además, reduce las emisiones y ahorra el gasto en carburante.

Ahora veamos el funcionamiento de los coches GLP. Es importante entender que los vehículos GLP no son coches híbridos, sino que son vehículos de bicarburación, ya que tienen depósitos independientes de GLP y gasolina. El conductor decide cuándo pasar de gasolina a modo GLP o al revés. Eso sí, el vehículo siempre se arranca automáticamente en modo gasolina.

Ventajas de los coches GLP

  • Amigos del medioambiente: estos coches reducen las emisiones de CO2 y óxidos de nitrógeno, emiten menos gases que afectan la capa de ozono y disminuyen el nivel de hidrocarburos.
  • Ahorro en el impuesto de circulación: los coches GLP tienen bonificaciones en el pago de este impuesto. Dependiendo de cada ayuntamiento, el descuento puede alcanzar hasta el 75%.
  • Mayor autonomía: gracias a su doble depósito de gas y gasolina este tipo de vehículos dispone de más autonomía que un vehículo de combustible tradicional.
  • Etiqueta ECO: al disponer de este distintivo los coches GLP, siempre dependiendo de las normas de cada comunidad autónoma, podrán circular por carriles BUS VAO y tendrán permitido el acceso a las ciudades con restricciones de tráfico por contaminación. Además, podrán beneficiarse de descuentos en peajes y en estacionamientos regulados.
  • Ahorro en mantenimiento: el GLP no deja residuos y el coste del mantenimiento es menor. Los coches GLP tienen menos averías y el desgaste del motor con este combustible es mínimo.
  • Más económicos: aunque la compra de los coches GLP puede ser ligeramente más cara, a largo plazo el ahorro en carburante compensa esta inversión inicial. Cuando el vehículo circula en GLP consume entre un 5% y un 10% más que en el modo gasolina. El consumo medio en utilitarios es de 6 – 7 l/ 100 km. A pesar de tener un consumo rápido, si utilizas GLP para tus desplazamientos urbanos, ahorrarás hasta un 50%.

Inconvenientes de los coches GLP

  • No se puede prescindir de la gasolina: los coches GLP necesitan consumir gasolina porque ayuda al motor a funcionar en determinados momentos. Normalmente al arrancar el vehículo y al alcanzar determinadas revoluciones.
  • Falta de puntos de repostaje: aunque cada vez son más, todavía son pocas las gasolineras que cuentan con surtidores de GLP. Si el coche se queda sin GLP, emite una señal acústica y empieza a funcionar como un coche de combustión.
  • Variedad de surtidores: si vas a salir de viaje asegúrate del tipo de boquillas que utilizan los surtidores en los países de tránsito y en el país de destino. No hay una estandarización a nivel internacional, pero existen adaptadores para cada país.
  • Pérdida de espacio: el depósito de GLP se coloca en el maletero del vehículo, reduciendo así el volumen del maletero. Además, en algunos casos se puede retirar también la rueda de repuesto para ganar espacio de carga de GLP.
  • Aumento de peso: es inevitable que los coches GLP aumenten de peso con la instalación del depósito de GLP. El peso puede verse incrementado entre 50 y 70 kg.

Después de ver las ventajas y los inconvenientes de los coches GLP, te toca a ti poner todos los puntos sobre una balanza y ver sobre qué lado se decanta. Te recomendamos que apliques la misma lógica que al comprar un vehículo diésel. La inversión te saldrá rentable dependiendo de la cantidad de kilómetros que hagas al año.

Algunos de los coches GLP disponibles en el mercado

Dacia Sandero

El Dacia Sandero GLP incorpora un motor de gasolina turbo de 1.0 litros y 100cv de potencia. La opción GLP solo está disponible con caja de cambios manual de 5 velocidades. El depósito de gasolina tiene una capacidad de 50 litros  y el de GLP de 18 kg. 

Dacia Duster

Dotado con un motor atmosférico de 1,6 litros y 115cv, el Dacia Duster aprueba en terminos de eficiencia al registrar 7,60 kilos cada 100 kilómetros (13,16 km/kg). Este modelo puede circular hasta 421 kilómetros (en ciclo interurbano) sin tener que recurrir a la gasolina. 

Fiat Panda

La versión GLP del Fiat Panda tiene un potencia de 69 cv y un motor de 4 cilindros. El depósito de GLP se sitúa en el maletero o debajo del vehículo y tiene una capacidad de 33 litros, que dan una autonomía de unos 400 kms solo con GLP.

Renault Clio

Disponible en las versiones Intens y Zen, el Renault Clio GLP incorpora un motor de 100cv y una caja de cambio manual de 5 velocidades. Establece un consumo mixto de 6,1 litros/100 km. Además, al funcionar con gasolina y GLP la autonomía puede llegar hasta los 1.500 kms.

Subaru Outback

El Subaru Outback 2.5 GLP monta el motor 2.5 bóxer atmosférico de 175 cv. La capacidad del depósito de GLP es de 60 litros. Combinado el uso de ambos combustibles la autonomía máxima puede llegar a los 1.200 kilómetros.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *