por Víctor Delgado

Los coches deportivos más baratos para este verano

El sol ya se está dejando ver por nuestro país, y muchos están esperando a que salga definitivamente para sacar a pasear su deportivo. Si eres uno de los que quiere hacerlo pero te falta lo más importante, el vehículo, nosotros te proponemos una selección de los coches deportivos más baratos que puedes comprar para disfrutar de ellos durante este verano. Además de económicos, son atrevidos, vistosos y tienen un buen comportamiento y recuerda que si accedes a nuestro comparador de ofertas de coches nuevos podrás configurarte estos u otros vehículos y recibir ofertas de concesionarios oficiales.

Los coches deportivos más baratos para este verano

Mazda MX-5

Mazda MX-5

No se llega a ser el descapotable más vendido del mundo sin unos argumentos muy sólidos. Este cabrio japonés ya va por su cuarta generación, estrenada en el año 2015. ¿Sus principales bazas? Un precio que arranca en poco más de 20.000 euros, una imagen muy atractiva, la última tecnología, unos motores eficientes… y lo más importante: un comportamiento muy divertido gracias a su bajo peso y a su propulsión trasera.

Configura tu Mazda MX-5

Por el momento, está disponible con dos propulsores atmosféricos de gasolina Skyactiv-G, uno de 1.5 litros y 131 CV, y otro de 2.0 litros y 160 CV. Además, puedes elegirlo con capota de lona o con un techo duro retráctil (versión RF)… y con un cambio manual o automático. En cualquier caso, comprarse este coche con una transmisión automática no tiene mucho sentido, especialmente cuando el funcionamiento de la caja manual es de los mejores de todo el mercado.

Fiat 124 Spider

Fiat 124 Spider

El Fiat 124 Spider es, en esencia, el mismo coche que el Mazda MX-5… pero con una imagen diferenciada. Se fabrica en la misma planta que el Miata, en Japón, y nace fruto de un acuerdo de colaboración de ambos fabricantes. Cuenta con un aspecto algo más redondeado y menos agresivo que el modelo nipón, aunque la filosofía es la misma: poco peso, propulsión trasera y diversión a raudales. Eso sí, solo lo hay con techo de lona de accionamiento manual y cambio también manual.

Configura tu Fiat 124 Spider

Al contrario que el MX-5, el 124 Spider se basa para conseguir su propósito en un motor turboalimentado. Se trata de un bloque MultiAir de 1.4 litros que entrega una potencia de 140 CV. Tiene un precio parecido al del Mazda, aunque si lo quieres con 170 CV también puedes decantarte por el Abarth 124 Spider. No obstante, en caso de hacerlo la factura rondará unos 40.000 euros.

Abarth 595

Abarth 595

Pequeñito pero matón. Esa expresión le viene como anillo al dedo a este italiano, un urbano chic pero con muy mala leche que deriva del inofensivo Fiat 500. Tiene una tracción delantera y destaca por su comportamiento más que por su practicidad. Las plazas traseras son testimoniales y el maletero ni siquiera llega a una capacidad de 200 litros. Pero, ¿eso qué importa en un coche hecho para disfrutar y cuyo precio parte de menos de 20.000 euros?

Configura tu Fiat 500

Las opciones mecánicas de este escorpión pasan por un mismo bloque de gasolina turboalimentado MultiJet de 1.4 litros. Puede escogerse con cuatro niveles de potencia diferentes: 145, 160, 165 o 180 CV. No importa el que escojas: te lo pasarás como los indios a su volante por lo juguetón que es… y por el sonido de su motor, que en ningún caso parece un 1.4 de menos de 200 CV. Además, gasta 6 l/100km.

Toyota GT86 / Subaru BRZ

Toyota GT86

En lo que concierne a estos dos modelos japoneses, su caso es prácticamente igual al del Mazda MX-5 y el Fiat 124 Spider. Entonces, ¿por qué van en la misma descripción? (te preguntarás). Pues muy fácil: porque tanto el Toyota como el Subaru son exactamente el mismo coche en términos estéticos y en lo que se refiere al motor, un bloque atmosférico bóxer de 2.0 litros que entrega una potencia de 200 CV. Lo hay con cambio manual y automático, pero pasa lo mismo que con el Mazda MX-5.

Configura tu Toyota GT86

Lo único por lo que se distinguen es por las opciones de colores para su carrocería, un diseño diferente en sus llantas de aleación y una firma luminosa LED exclusiva en cada uno de ellos. Como buen atmosférico, exige llevar la aguja del cuentarrevoluciones hasta las alturas para encontrarle todo su jugo. Eso sí, es un coche muy fácil de llevar, una buena “escuela” de conducción al no tener una potencia desmesurada. El precio de ambos supera por poco los 30.000 euros.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *