por Alex León

Los mejores coches automáticos de 2017

No hay duda de que los coches automáticos se está ganando un hueco cada vez más importante y es una opción que eligen cada vez más conductores. Su principal ventaja es lo cómodo que resulta conducir, especialmente, en ciudad, en donde el conductor se olvida del embrague para siempre. Actualmente, las mejores transmisiones automáticas son la de convertidor de par y de doble embrague.

A continuación los mejores coches automáticos y recuerda, si buscas comprar un coche automático como los de esta lista u otros en Carnovo puedes comparar ofertas de concesionarios oficiales a nivel nacional sin salir de casa tan solo accediendo a nuestro configurador.

coches automáticos

Volkswagen Passat – coches automáticos

A pesar de los años, el Volkswagen Passat sigue siendo la referencia del segmento D. La berlina alemana monta el cambio automático DSG de doble embrague del Grupo Volkswagen. Esta transmisión funciona de forma muy suave y permite engranar las marchas de manera rápida, haciendo del Passat, uno de los mejores coches automáticos del mercado.

coches automáticos

Opel Insignia Grand Sport

Acaba de llegar al mercado y ya se está haciendo un hueco entre las referencias de la categoría de los coches automáticos. La segunda generación del Opel Insignia Grand Sport estrena un nuevo cambio automático de tipo convertidor de par, con ocho relaciones. Permite una conducción muy cómoda en ciudad y carretera, con unos saltos de marchas suaves y rápidos, aunque no tan rápido como otras transmisiones de convertidor de par o de doble embrague. En modo manual, permite apurar la marcha hasta el corte de inyección, sin que salte automáticamente a otra superior.

coches automáticos

BMW Serie 3

El BMW Serie 3 es uno de los mejores coches automáticos que se pueden comprar. Monta el conocido cambio que fabrica la empresa alemana ZF, una transmisión de convertidor de par y ocho relaciones que también montan otras marcas y es el mejor cambio automático que existe. No solo es suave sino, también es muy rápida y apenas se perciben los saltos de una marcha a otra.

coches automáticos

Volvo S90

La marca sueca apuesta también por el cambio ZF, por ello está presente en todos los últimos modelos que han llegado al mercado. Uno de ellos es el Volvo S90, una gran berlina que ofrece un nivel de confort supremo y una calidad de rodadura extraordinaria. En esta ocasión, el cambio automático está configurado para acentuar esa conducción relajada y cómoda, con un escalonamiento un poco más largo de las marchas.

coches automáticos

Ford Mondeo

Considerado el mejor coche automático calidad precio,  Ford Mondeo monta un cambio automático Porwershift de tipo convertidor de par y seis relaciones. No es un cambio especialmente rápido y, en este sentido, se ha quedado atrás, con respecto a otras opciones, pero sigue ofreciendo una gran suavidad y es muy cómodo en carreteras rápidas. En una conducción más rápida por carreteras de curvas, se muestra un poco más torpe a la hora de subir de marchas, algo que se puede solucionar con el modo manual, mediante levas en el volante o desde la palanca del cambio, un extra que se paga aparte. 

coches automáticos

Alfa Romeo Giulia

La marca italiana apostó también por un cambio ZF para el resurgir de su berlina, aunque en este caso, adaptada al comportamiento deportivo del Alfa Romeo Giulia. Con este cambio automático, la berlina italiana resulta muy rápida en carreteras de curvas, apoyada también en su extraordinario chasis, y las grandes levas colocadas detrás del volante hacen que el conductor se siente que está en un auténtico coche de carrereas.

Audi A4

Audi apuesta por un cambio automático S Tronic de doble embrague. Realmente, es el mismo cambio automático presente en el resto de la familia Volkswagen, llamado DSG, pero que la marca de Ingolstadt denomina S Tronic. Este cambio funciona de forma excepcional en el A4, con suavidad y precisión, aunque no tanto como en un convertidor de par de BMW. Su principal virtud es lo rápido que responde al acelerar. Por contra, a baja velocidad se muestra un poco lento y se sienten más los tirones.

coches automáticos

Mercedes Clase E

Mercedes-Benz cuenta con una larga tradición a sus espaldas fabricando cambios automáticos y suyo es uno de los mejores actualmente. Se trata del 9G Tronic, con convertidor de par y nueve relaciones, presente, entre otros, en el Clase E. En la berlina alemana, el funcionamiento del cambio es prácticamente imperceptible. Las marchas saltan de una a otra con total suavidad y precisión, incluso a baja velocidad. Y cuando se pisa a fondo el acelerador, la transición hacia una marcha inferior para ganar velocidad, pasa desapercibida.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *