por Redacción Carnovo

Qué pasa si se queda un coche sin gasolina en carretera

Hoy en día, es muy difícil que se quede un coche sin gasolina. Los vehículos modernos equipan ordenadores que miden el nivel de combustible de manera fiable, indicando la cantidad y la autonomía restante. Los coches más antiguos, desprovistos de ordenadores de a bordo, son menos fiables pero, normalmente, dan una información correcta del nivel de carburante.

Compara ofertas de coches nuevos

No obstante, puede ser que quieras apurar hasta la siguiente gasolinera y te quedes sin gasolina. En estos casos, te explicamos qué pasa y qué puedes hacer si se queda tu coche sin gasolina. En primer lugar, no es lo mismo que se quede tu coche sin gasolina en ciudad o un pueblo que en carretera. En el primer caso, la situación se puede arreglar sin mayores problemas. Pero, en el segundo, la cosa se complica. Si esto te ocurre, sigue los siguientes consejos.

Aparca en un lugar seguro

Si se queda tu coche sin gasolina, lo primero que deberás hacer es aparcar en un lugar seguro. Esto es, lo más pegado a la derecha posible de la carretera. A continuación, tendrás que ponerte el chaleco de seguridad y colocar los triángulos de emergencia para avisar al resto de usuarios de la vía. Si te ocurre en algún entorno urbano, intenta siempre dejar el coche en un lugar donde se pueda aparcar.

Llama al seguro

Una vez estacionado el coche en un lugar seguro, tendrá que llamar a tu seguro para preguntar si tu póliza te cubre este tipo de eventualidad. En caso afirmativo, deberás seguir los pasos que te vayan indicando. Lo normal será que una grúa se presente y te lleve el coche a la gasolinera más cercana.

En cambio, si tu seguro no te cubre esta circunstancia, tendrás que ir tú mismo hasta la gasolinera más cercana. Otra opción es caminar hasta llegar a un poste de seguridad. Recuerda que está prohibido caminar por la carretera, a menos que sea para encontrar un poste de seguridad.

Servicio privado

Si se queda tu coche sin gasolina en medio de la carretera y tu seguro no lo cubre, también puedes llamar a un servicio privado de grúa y pagarlo. El precio de este servicio dependerá de la distancia que tenga que recorrer la grúa, el día (festivo o laborable) y la política de la empresa.

Otra opción es llamar a un taxi para que te acerque a una gasolinera. En este caso, tendrá que dejar el coche bien señalizado y deberás comprar un recipiente homologado para transportar combustible. Es muy importante que esté homologado, en caso contrario, corres el riesgo de que te multen.

Visita un taller

Una vez que rellenes el depósito de combustible y hayas podido reanudar la marcha, al llegar a tu destino, visita un taller para que comprueben que el vehículo no ha sufrido ningún daño causado por la falta de combustible.

Cuidado porque no es lo mismo quedarse sin combustible en un coche de gasolina que en uno diésel. En este último, la cosa se complica más porque, en el fondo del depósito, se acumulan muchas impurezas del gasóleo que pueden suponer un peligro para el motor, porque pueden obstruir los inyectores.

Por último, debes saber que no existe una sanción económica por quedarse sin gasolina, pero sí te pueden multar por haber dejado el coche aparcado en un sitio prohibido. Esta sanción es de 200 euros, que puede aumentar 80 euros más en caso de no señalizar correctamente el vehículo o no utilizar el chaleco reflectante.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *