¿Por qué mi coche no arranca?

por

Te hemos explicado por qué pierde agua el coche o por qué un vehículo da tirones pero no te habíamos hablado sobre cuando el coche no arranca. Se trata de una situación muy desagradable. No solo porque te deja sin medio de transporte, obligándote a usar medios públicos, sino también porque te obliga a pasar por el taller. Existen varios motivos por los que un coche no arranca y en este artículo te vamos a detallar los más importantes, acompañados de su correspondiente solución. Principalmente, dos son los problemas que impiden que arranque el coche: la batería y la falta de combustible. Después, existen otros casos derivados de esos, que te contamos a continuación.

Problema con la batería

Normalmente, cuando un coche no arranca suele ser porque hay algún problema con la batería. Es posible que ésta se haya descargado, por ejemplo, si te dejaste las luces encendidas la noche anterior, algo que suele ser muy común en muchos conductores. La batería también se puede descargar por el paso del tiempo. Normalmente, la vida de una batería suele ser de cuatro a cinco años. A partir de ese tiempo, es habitual que empiece a dar problemas. Si tu coche tiene una batería antigua, tendrás que sustituirla por otra nueva.

Para arrancar el coche, tienes dos opciones:

  • Empujar el coche cuesta abajo con la ayuda de otras personas y arrancar el motor, aprovechando la energía cinética. Si hay algo de carga en la batería, el coche arrancará y la batería se cargará en unos veinte o treinta minutos, mientras circulas.
  • Si la batería está completamente descargada, no podrás arrancar el motor de ninguna manera. Tendrás que cargarla con un cargador, conectándola a otro vehículo o llamando al seguro para que acuda en tu ayuda.

Otro problema relacionado con la batería es cuando el coche no arranca pero, sin embargo, las luces se encienden. En este caso, si compruebas que la batería está cargada y se escucha un sonido al arrancar, es muy probable que el problema esté en el motor de arranque. La batería proporciona la energía para encender el motor, pero el motor de arranque no da la fuerza física necesaria para hacerlo. Así que tendrás que cambiar el motor de arranque, cuyo precio puede ir desde los 60 o 70 euros hasta los 300 euros, según el modelo.

En lugar del motor de arranque, puede ser que el coche no arranca porque el relé de arranque no funcione. Es una pieza que envía electricidad al motor de arranque para poner en marcha el motor. Si falla, impide que el coche pueda arrancar. Es una avería mucho menos costosa, ya que el relé de arranque puede costar unos 20 euros.

Por último, si el coche no arranca puede deberse también a que el interruptor de encendido esté roto. Para comprobar si esta es la causa, solamente tienes que girar la llave y ver si las luces de advertencia se encienden. Si no es así, entonces puede deberse al interruptor de encendido, cuya reparación es menos costosa que la del motor de arranque.

cuentakilómetros

Falta de combustible

La otra causa por la que un coche no arranca es que no tenga combustible. Algo poco común, pero que puede darse, es que tu coche tenga una fuga en el depósito y se vacíe con rapidez. Esto se puede comprobar mirando el suelo y comprobando si hay restos de combustible debajo del motor.

Otras veces ocurre que un coche no arranca en frío o cuando se calienta. Esto es porque los cambios de temperatura pueden ocasionar problemas a la hora de arrancar, especialmente en los vehículos diésel. Es posible que el fallo esté en algún sensor o en los calentadores, en el caso de los motores diésel. Las bajas y altas temperaturas afectan a la viscosidad del aceite, haciendo que se vuelva demasiado espeso o líquido, respectivamente, impidiendo que el coche arranque. Para arreglar esta situación, tendrías que cambiar el aceite por otro que funcione mejor a la temperatura ambiente.

Los coches con motor diésel son los que pueden tener más problemas para arrancar, sobre todo, con temperaturas muy bajas. Puede ser que las bujías de precalentamiento no estén funcionando bien. En cambio, en un motor de gasolina, la razón puede estar en que las bujías se encuentran en mal estado y hay que cambiarlas.

  • No hay comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *