por Redacción Carnovo

Citroën Ami One: prototipo eléctrico y sin carné

Inmersa en la celebración de su centenario, Citroën prepara una sorpresa para el próximo Salón de Ginebra en forma de coche eléctrico. La marca de los chevrones presentará dos prototipos eléctricos, como apuesta por la movilidad urbana y eléctrica en un futuro cada vez más cercano. Uno de esos concept cars es el Citroën Ami One, un vehículo ideado para circular por la ciudad, de forma práctica y sin consumir combustible. Y, además, sin carné.

Con este Citroën Ami One, la marca francesa regresa al pasado para mostrarnos el futuro. Por un lado, recupera el concepto de coche práctico y sencillo, accesible a cualquier persona, como el original Citroën 2 CV de la postguerra. Por otro, el nombre Ami evoca a aquel Citroën Ami de los años sesenta y setenta, que se caracterizaba por un diseño muy peculiar.

Diseño del Citroën Ami One

Citroën siempre se caracteriza por diseños arriesgados y, tratándose de un prototipo, y además eléctrico, lo es aún más. Obra del diseñador francés Pierre Icard, presenta unas formas cuadradas y mide 2,5 metros de largo, 1,5 de alto y pesa solamente 450 kilos. En el frontal luce el logo de los chevrones, similar al que lucen los modelos de producción de la marca, un amplio parabrisas y unas luces LED. En la parte posterior muestra una luna completamente vertical y unas ópticas que repiten el diseño de las delanteras.

Una particularidad del Citroën Ami One es que la carrocería está cubierta por paneles idénticos entre sí, es decir, el delantero se podía colocar en la zaga y al revés. De esta forma, la firma gala abaratará los costes de producción y mantenimiento, algo importante, teniendo en cuenta que se trata de un vehículo que prestará un servicio de car sharing, por tanto, la carrocería estará expuesta a sufrir daños. Con este método de paneles, será más barato arreglar cualquier desperfecto.

Interior del Citroën Ami One

El interior del Citroën Ami One es original, futurista y, sobre todo, minimalista. El acceso se hace mediante una puerta corredera. El habitáculo está decorado con colores vivos, predominando el azul eléctrico. Hay dos asientos individuales y los respaldos tienen una malla, otro guiño al pasado, como los asientos de tela del 2 CV. Como curiosidad, incluye un maletero pero no hay un portón. Se accede desde dentro, tirando hacia adelante los asientos.

Equipamiento Citroën Ami One

El Citroën Ami One tiene un motor eléctrico y una batería de iones de litio. La marca no ha especificado ni la potencia ni la capacidad, pero sí ha anunciado una autonomía de 100 kilómetros y una velocidad máxima de 45 km/h. Esto convierte al prototipo eléctrico de Citroën en un vehículo muy apropiado para desplazarse por la ciudad y cubrir distancias cortas entre pueblos. Además, su batería se puede recargar en dos horas.

A pesar de sus reducidas dimensiones y su carácter utilitario, cuenta con un buen equipamiento tecnológico y de conectividad. El volante parece un smartphone y la información sobre la conducción se proyecta en otra pantalla colocada sobre la dirección, con navegador GPS incluido.

Presentación Citroën Ami One

El Citroën Ami One será presentado en el Salón de Ginebra del próximo mes de marzo y podría llegar producción en un futuro. En mayo, la marca presentará un segundo prototipo eléctrico. De llegar a fabricarse, se comercializará mediante un servicio de alquiler como car sharing, que podría ir desde 5 minutos hasta cinco años.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *