por Alex León

Cómo no marearse en el coche

Viajar por carretera puede convertirse en toda una pesadilla. Las continuas curvas, el calor o desplazarse con el estómago lleno pueden provocar el mareo en el coche. Los colectivos más vulnerables suelen ser los niños, las embarazadas y los adolescentes, sobre todo cuando viajan en la parte trasera y juegan con la videoconsola o no paran de moverse. Hay que decir que al tratarse de una respuesta natural del cuerpo resulta complicado evitar esta situación, pero hay una serie de trucos para no marearse en el coche.

Por qué nos mareamos en el coche

La cinetosis, popularmente bautizado como “mareo en el coche”, es un trastorno del equilibrio que suele afectar en mayor o menor medida a todo el mundo, a excepción de a los niños menores de 2 años aproximadamente. Mientras que nuestros ojos están detectando que vamos a una cierta velocidad, nuestro equilibrio y nuestro tacto no lo perciben de igual forma, lo que provoca confusión a nuestro sistema nervioso central.

Entre los principales síntomas del mareo del viajero están las náuseas, sudor frío, palidez, vómitos y malestar general. Este problema tan frecuente entre los acompañantes es una afección que se origina por los desequilibrios entre las señales que reciben los oídos y el cerebro, que son los encargados del equilibrio.

marearse ciudad

Cómo no marearse en el coche

Si quieres saber cómo no marearse en el coche es preciso que tengas en consideración nuestras recomendaciones. Entre otras cosas hay que procurar mirar siempre hacia al frente cuando el vehículo esté en circulación. La vista puede fijarse sobre el horizonte o en algún punto del paisaje, evitando los movimientos muy bruscos de cabeza.

Para evitar los mareos cinéticos el mareo en el coche también hay que olvidarse de una serie de comportamientos que pueden resultar muy normales para cualquiera de nosotros, como mirar el móvil, leer o jugar a la videoconsola. En el caso de hacer alguna de estas acciones el cerebro pensará que estás detenido y no se coordinará con el oído, que sí aprecia el movimiento. Tampoco se recomienda mirar a los ojos de la persona que está hablando.

Cuando se trate de adultos, además de las pastillas para el mareo en coche, también se consigue atenuar los síntomas sentándose en el asiento del copiloto.

Son solo algunos remedios caseros contra el mareo del viajero, pero también influye en ello la conducción. Hay que realizarla de manera suave, evitando en la medida de lo posibles los frenazos bruscos y los acelerones. Si no consigues esto lo más probable es que le transmitas al resto de viajeros una serie de movimientos que el cerebro no detecta.

Otros trucos para no sufrir cinetosis son ventilar correctamente el habitáculo, intentando mantener el interior a unos 21 grados. El asiento más seguro para los niños suele ser el central, ya que de esa forma pueden fijar la vista en algún punto del paisaje.

Ante cualquier síntoma de mareo hay que bajar la ventanilla o detener el vehículo cuando se pueda para estirar las piernas y respirar aire fresco.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *