por Alex León

Caja de cambio automático: ventajas y desventajas

El interés por los sistemas de cambio automático va en aumento con el paso del tiempo. Tradicionalmente se reducía su comercialización a los vehículos de gama alta, aunque en estos momentos se están expandiendo al resto.

Durante varias décadas se intentó implantar las cajas de cambios automáticos sin fortuna en los coches. En algunas ocasiones, la falta de conocimiento o el elevado precio de la reparación echaban para atrás a los conductores. En la actualidad se presentan como una seria alternativa al cambio de marchas convencional, razón por la que en este artículo comparábamos los coches automáticos con los manuales.

No obstante, no llegamos a profundizar en los cambios automáticos, su mantenimiento, coste y demás así que, para conocer más detalles, a continuación te desvelamos los pros y contras del cambio automático en coches.

Cambio automático

Ventajas del cambio automático

  • Seguridad vial: para muchos conductores supone un alivio no tener que estar pendiente de sincronizar el pedal de embrague con la palanca de cambios cada vez que el motor les exige un cambio de marcha. Además, el vehículo no se calará nunca, lo que facilitará que el usuario esté más pendiente de la conducción y no de otros aspectos. El cambio automático es más fiable.
  • Comodidad: los que utilizan los cambios automáticos es porque también encuentran muchas facilidades para conducir en atascos y en zonas urbanas con tráfico denso, en donde son constantes las arrancadas y paradas.
  • Seguridad mecánica: una de las grandes incógnitas es cuánto dura un cambio automático, porque se cree que es menor que el de uno manual. La realidad es que el motor procedente de un vehículo automático presenta un mejor estado si se compara con otro que utilice una caja de cambios manual. Esto se debe al adecuado engranaje de las marchas, en donde los cambios se llevan a cabo en el instante correcto.

Desventajas del cambio automático

  • Alto coste: las transmisiones automáticas incrementan el valor final del coche. No es fácil indicar cuánto cuesta un cambio automático porque dependerá del modelo, la tecnología e incluso la marca pero, como aproximación, las que llevan cajas de cambio más sencillas suben unos 600 euros y, en el caso de decantarse por algo más complejo, como el cambio automático DGS, el incremento es de unos 2.000 euros sobre el precio final. Por supuesto, en las marcas premiun el coste es mucho mayor.
  • Controles con frecuencia: cualquier transmisión automática exige una revisión con cierta regularidad para comprobar su estado. El elevado número de componentes y la complejidad técnica exigen una mayor cantidad de revisiones y más costosas.
  • Mantenimiento: en los vehículos con cambios manuales puede emplearse el motor para frenar, disminuyendo marchas. Al ir bajando de marcha las revoluciones suben en proporción a la relación del engranaje, consiguiendo la detención progresiva del coche. Esto no lo pueden hacer los automáticos, por lo que exigirá un mayor gasto de los frenos. Hay que decir que con un cambio de marchas automático que añada un sistema de cambio secuencial sí tiene la posibilidad de frenar con el motor.

Si finalmente optas por comprar un coche automático, echa un vistazo a nuestro artículo sobre cómo conducir correctamente con cambio automático. Y, si sigues teniendo dudas, no lo pienses más y escríbenos. Estaremos encantados de resolverlas.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *