por Alex León

¿Cómo cambiar la batería del coche?

La batería es de las cosas más necesarias que tienen los coches ahora y desde hace varias décadas, pues es que sin ella sería algo complicado arrancar el coche: la batería permite accionar el motor de arranque, que a su vez es el que inicia el motor de propulsión (sea diesel o de gasolina). Es posible cambiar la batería del coche gracias a unos pasos muy sencillos que te vamos a explicar aquí. Con esto, si tu coche te ha dejado tirado en poco tiempo volverá a vivir.

Batería de coche

Lo necesario para cambiar la batería del coche

Si ya era simple lo que se necesitaba para sustituir las pastillas de frenos, para cambiar la batería del coche lo es aún más: basta con un kit de llaves y unos guantes de látex. Aunque parezca una tontería, los guantes son muy pero que muy importantes para tu seguridad: las baterías tienen dentro ácidos que pueden dañar la piel o corroer anillos que tengamos en la mano, por lo que con unos buenos guantes nos aseguramos de que el cambio sea lo más seguro posible.

Antes de cambiar la batería, hay que confirmar de que es necesario: a veces el coche no arranca por problemas con la batería en sí sino con el alternador o porque los bornes (los contactos de la batería) estén oxidados o dañados por algún motivo. También has de fijarte en el tipo de batería que lleve tu coche, ya que no todos los coches montan las mismas baterías: existen baterías de celdas húmedas, de calcio, las de VRLA (presurizadas), de ciclo profundo o de iones de litio.

Los pasos para cambiar la batería del coche

Lo primero, antes de empezar, es que el coche haya estado apagado al menos unos diez minutos – activa también el preservador de memoria para no tener problemas con la radio o con el sistema de navegación de tu coche, si lo tiene. Si no tiene preservador de memoria, es más simple: ten a mano los pines de estos aparatos. La batería suele estar en un lugar visible bajo el capó, junto al motor: es un ‘trasto’ rectangular con dos cables, uno rojo y uno negro.

Para poder quitar la batería, primero has de desconectarla: coge una llave y desancla primero el terminal negativo (la del cable negro) y después, una vez esté del todo desconectada, quita el terminar positivo (que conecta con el cable rojo). Ni se te ocurra hacerlo nunca al revés, porque en el momento en que toques una pieza metálica con la llave provocarías un cortocircuito. Y no queremos eso.

Con la llave quita todas las sujeciones, tornillos y abrazaderas que tenga puesta la batería antes de poder sacarla. Has de tener algo de fuerza ya que algunas baterías pueden llegar a pesar hasta 30 kilogramos de peso, además de tener cuidado teniendo en cuenta los materiales peligrosos que puede llevar dentro. Mantenla siempre boca arriba, ya que los líquidos tóxicos se podrían derramar si la vuelcas. Después, con un poco de agua o desengrasante limpia la bandeja y los terminales de la batería.

Colocando la batería nueva

Después, toca hacer todos los pasos anteriores en sentido inverso con la batería nueva: colocas la batería, todas las sujeciones y tornillos en su sitio y después conectar la batería nueva. De nuevo hay que tener muy en cuenta el orden: primero el borne positivo y después el negativo para evitar incidentes. Después, comprueba que el coche arranca bien y que todos los elementos electrónicos funcionan con normalidad (como el navegador, la consola central, la radio, etc.)

El último paso no está relacionado con el funcionamiento de tu coche, pero sí con el medio ambiente: has de reciclar la batería ya que no se puede tirar como cualquier cosa por los materiales peligrosos que lleva dentro. Para ello, puedes llevarla a una tienda de repuestos o centros de reciclaje (en algunos sitios de España hay centros móviles que van a cada barrio de manera periódica, facilitando el reciclaje a los vecinos de una localidad).

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *