por Alex Leon

Compra o renting de coches: ¿cuál es la mejor opción?

Se acerca el momento de comprar un coche y te vienen varias dudas a la cabeza: ¿lo quiero diésel o gasolina?, ¿coche compacto o coche SUV? o ¿automático o manual? Pero a la hora de tomar la decisión final seguro que siempre priorizas el dinero por encima de todo. Por suerte, con el paso del tiempo han surgido varias alternativas que tienden a hacernos la vida más fácil ahorrándonos varios euros, es ahí cuando te planteas optar por modalidades como el renting de coches pero, ¿es mejor opción qué tener un vehículo en propiedad?

Si el alquilar una vivienda es una práctica habitual, ¿por qué no hacer lo mismo con un vehículo? Eso mismo es lo que nos plantea el renting de coches del que ya os hemos hablado en este artículo. Esta práctica no es más que poder disfrutar de un automóvil durante unos cuatro o cinco años pagando una cuota mensual y es la financiera del concesionario o la propia empresa de renting que se encarga de concedernos la financiación con una serie de condiciones.

Adquirir un automóvil no es solo desembolsar una cantidad de dinero en el momento de la compra, implica unos gastos durante su vida útil como son el mantenimiento, el seguro y los distintos impuestos que se nos aplican. Por lo tanto, hay que sopesar si nos interesa optar por el renting de coches o bien por tener un coche en posesión.

Entre las ventajas que existen del renting están las de no tener que preocuparte de abonar gastos que sí tienes que afrontar cuando optas por comprar como pueden ser por ejemplo el mantenimiento, la asistencia al taller para realizar alguna reparación o seguro de contratación, diferente a lo que ofrece el leasing de coches, tal y como te comentamos en este artículo sobre las diferencias entre renting y leasing.

¿Ya tienes claro que quieres comprar coche nuevo? Accede a nuestro comparador de ofertas de vehículos nuevos y recibe los mejores precios de concesionarios oficiales a nivel nacional y sin salir de casa. ¿Interesado en acogerte a un plan de renting con Carnovo? Haz clic aquí y disfruta de tu coche en cuotas.

Compara ofertas

Renting de coches o comprar coche nuevo

Para poder averiguar que opción es más interesante tenemos que tener en cuenta el ciclo de vida de un vehículo, desde que empieza a tener fallos hasta que sus reparaciones son inviables y ya llega a sus últimos años de vida útil. No es fácil establecer cuándo un vehículo es viejo, además, hay que tener en cuenta el tipo de vehículo del que hablamos, si es por ejemplo un SUV híbrido, un coche compacto o una berlina, el tipo de carburante que emplea o el tipo de conducción al que ha sido sometido (ya sea por zonas urbanas o no) pero se dice se dice que a partir del quinto año o cuando ha alcanzado los 60.000 kilómetros empieza el desgaste por su utilización y que cuando ha cumplido nueve años o bien ha recorrido más de 150.000 km el mantenimiento es mucho más caro. Finalmente, se dice que cuando ha sobrepasado los 200.000 kilómetros ha llegado al final de su ciclo de vida.

En el momento en el que aparecen los primeros problemas es cuando hay que analizar qué interesa más, si renting de coches o tener un coche propio. Hay que tener en cuenta que en el momento en el que firmamos un contrato de renting no hay que preocuparse de ningún gasto referente al mantenimiento del vehículo ni a ninguna gestión excepto el pago de la gasolina o las multas durante la duración del arrendamiento, no obstante, la cuota que hay que afrontar al mes no es económica.

Calculadora de renting

Cuando arrendamos un vehículo mediante esta modalidad lo hacemos generalmente durante cuatro años. Y si tenemos en cuenta que al año recorremos una media de 15.000 kilómetros, en ese período hemos recorrido 60.000 kilómetros lo que coincide con el período en el que un vehículo empieza a requerir de reparaciones. Por lo tanto, si adquirimos por ejemplo un Peugeot 3008 Blue HDI diésel de 130 CV y nos acogemos a un plan de renting de coches cuatro años pagaremos 400 euros al mes con IVA incluido lo que supone 19.200 euros.

En cambio si queremos comprar coche nuevo siendo el mismo vehículo mencionado anteriormente con el mismo motor y acabado y habiendo recorrido los mismos kilómetros durante 4 años, lo que nos costaría sería 24.372 euros (más 2.000 euros de media al año en concepto de gastos de mantenimiento mecánico preventivo en la red oficial del fabricante, los impuestos y el seguro de contratación ) lo que hacen un valor total de 32.372 euros.

En función de la devaluación del vehículo en estos cuatro años tú decides si vale la pena abonar la diferencia y tenerlo durante toda su vida útil y por lo tanto optar por compra o bien decantarte por renting. Recuerda tener en cuenta aspectos que puedan afectarte de cara al futuro como por ejemplo las prohibiciones por circular por según qué ciudades debido a las restricciones por contaminación en el caso del diésel y que condicionarán su uso o cualquier otro tipo de imprevisto a largo plazo. Como siempre todo dependerá de tus necesidades y preferencias por lo que tú decides si te interesa más el renting de coches o adquirir un vehículo nuevo en propiedad.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *