por Víctor Delgado

BMW Serie 3 2018: prueba de consumo

190 CV es una potencia claramente superior a la de la gran mayoría del parque automovilístico español. Y la fórmula es sencilla: cuanta más potencia tenga un motor, mayor será su consumo medio de combustible. Sin embargo, con los adelantos y las tecnologías actuales resulta más fácil reducir el consumo incluso en mecánicas de cierta potencia. Es el caso del BMW Serie 3 que analizamos en este artículo, que incluso cuenta con la tracción xDrive a las cuatro ruedas y con una caja de cambios automática.

Es normal que te guste, pues se trata de un vehículo al que es sumamente difícil encontrarle una “pega”. Por eso, si quieres uno pero también quieres conseguir más de 4.000 euros de descuento en su compra, o en la de cualquier coche nuevo, entra en Carnovo.com y elige tu modelo preferido. En menos de 24 horas recibirás en tu correo electrónico las mejores ofertas de los concesionarios oficiales más cercanos a ti. ¡Así de fácil!

BMW Serie 3: consumo real

El motor del BMW Serie 3 Touring 320d es el mismo que utilizan las versiones 316d, 318d y 325d; es decir, un bloque turbodiésel de cuatro cilindros con un cubicaje de dos litros. Debido a diversas modificaciones en su electrónica y centralita cuentan con más o menos potencia, pero en cualquiera de los casos el consumo medio de combustible es muy similar, como ya comprobamos en un BMW X1 con la variante 18d, que desarrolla 150 CV de potencia, 40 CV menos que el 20d.

Si observamos las cifras oficiales homologadas por la marca bávara, el BMW Serie 3 Touring 320d con cambio automático y tracción a las cuatro ruedas consume de media 4,5 l/100km. Es un consumo realmente optimista y muy difícil de conseguir en conducción real. Sin embargo, la realidad nos muestra que no es descabellado utilizar este coche con esta combinación mecánica por costes de mantenimiento en el día a día, ya que el ordenador de a bordo nos ha “chivado” una media de 5,1 l/100km después de hacer nuestro clásico recorrido.

A la hora de comprobarlo en el surtidor, este consumo medio se ha elevado un poco más, pero resulta más que satisfactorio si tenemos en cuenta la potencia del coche y que cuenta con tracción total, algo que eleva el peso en 75 kg y que, por consiguiente, repercute en el consumo de combustible. Así las cosas, las cifras obtenidas son las siguientes:

  • Consumo oficial: 4,5 l/100km.
  • Consumo según el ordenador de a bordo: 5,1 l/100km.
  • Consumo real según nuestra prueba: 5,8 l/100km.

¿Cómo realizamos esta prueba?

Para llevar a cabo esta prueba de consumo hemos trazado una ruta de 100 kilómetros que transcurre a partes prácticamente iguales por autovía y autopista, ciudad y carreteras secundarias. Lo que hacemos es llenar el depósito hasta que este no admite ni una gota más de combustible. De esta forma, cuando volvamos a la estación de servicio y llenemos de nuevo del depósito de combustible hasta que no quepa nada más, el surtidor nos revela cuántos litros ha consumido en una conducción lo más mixta posible.

Conclusión

El BMW Serie 3 Touring xDrive 320d automático es un coche casi perfecto para todo. Cierto es que con sus más de 4,60 m de largo puede resultar algo aparatoso para utilizarlo por la ciudad, aunque un Ford Mondeo o un Opel Insignia son considerablemente más largos. Tiene un maletero de 495 litros que vale para casi todo y detrás caben de manera cómoda, al menos, dos sillitas para niños, o dos adultos de talla media y un niño. ¿Lo mejor? Resulta muy ágil y divertido de conducir, pero a la vez es muy cómodo y hacer kilómetros con él por carretera es una delicia.

  • Nota de la prueba de consumo de Carnovo: 8,5.
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *