por Víctor Delgado

Nissan, Honda y Toyota se unen por los coches eléctricos

El crecimiento de los coches eléctricos, o al menos con una pequeña parte electrificada, como los que incorporan un sistema de propulsión híbrido, es cada vez mayor. Y las colaboraciones y sinergias para abaratar costes de producción entre los fabricantes de vehículos también están a la orden del día. Como consecuencia, tres fabricantes japoneses, acaban de anunciar su último acuerdo: Nissan, Honda y Toyota se unen para colaborar en el desarrollo de coches eléctricos.

¿Quieres comprar un coche eléctrico o cualquier otro vehículo? Entonces seguro que te viene bien ahorrarte más de 4.000 euros en la compra de tu coche nuevo gracias a Carnovo. ¿Y qué es lo que tienes que hacer para ello? Pues solamente entrar en nuestro configurador y elegir tu modelo favorito. ¡Sin moverte del sofá de tu casa! En menos de 24 horas recibirás en tu correo electrónico las mejores ofertas de los concesionarios oficiales a nivel nacional.

Honda Civic 2018

Nueva asociación

Nissan, Honda y Toyota son tres de los fabricantes de vehículos japoneses más importantes y juntos quieren plantar cara a marcas como la alemana Volkswagen, que tiene planeada una oleada de lanzamientos a lo largo de los próximos años (mira en este artículo la compra de baterías que acaban de anunciar), o Tesla, que con el paso de los meses se va asentando en el viejo continente… a la espera aún del Model 3.

¿La prioridad? Las baterías

El principal propósito de estas tres empresas es el desarrollo de las baterías en estado sólido para coches eléctricos. Para conseguirlo se han unido también con la compañía tecnológica Panasonic (que por cierto, también es japonesa) y juntos han contactado con GS Yuasa, corporación (igualmente nipona) que es especialista en este campo.

De coordinar el desarrollo de estas baterías se encargará el Centro de Evaluación y Tecnología de Baterías de Iones de Litio (Libtec), un centro que depende directamente del Ministerio de Economía, Comercio e Industria del Gobierno de Japón. Esto le ha servido para recibir una subvención económica de unos 14 millones de euros.

Dos áreas sobre las que trabajar

Los principales puntos sobre los que se va a trabajar están relacionados con la seguridad y la durabilidad en el uso real de estas baterías en estado sólido para coches eléctricos. Al carecer de filtraciones de líquidos, su calentamiento es menor, y además son más sencillas y baratas de fabricar al contar con un número más limitado de componentes.

Mejorar la autonomía, clave

Con estos ajustes se espera que la autonomía en condiciones de uso real de estas baterías llegue hasta los 550 km en el año 2025, mientras que la cifra tendría que situarse en los 800 km para el 2030. ¿El principal problema? Su durabilidad, ya que han de aguantar un número bastante elevado de ciclos de carga, lo que en teoría minimiza su fiabilidad.

Toyota Prius 2018
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *