por Alex León

Las averías de coche más comunes

Los vehículos también sufren el paso de los años. A medida que transcurre el tiempo comprobarás como hay una serie de problemas que en muchas ocasiones son provocados por un inadecuado mantenimiento del vehículo. Las principales averías de coches suelen estar asociadas a fallos en el sistema de frenos, las roturas en las correas de distribución y problemas con el embrague o la suspensión, entre otras cosas.

A modo de prevención y para evitar posibles averías de un coche, siempre hay que pasarse por el taller cuando se alcance un determinado número de kilómetros o tiempo.

Es posible que nos llevemos las manos a la cabeza cada vez que tengamos que rascarnos el bolsillo por un problema con el automóvil. El cambio de embrague, la rotura del motor, la sustitución del filtro de partículas o catalizadores, sustitución de los amortiguadores y roturas de las correas de distribución suelen ser las averías de coches más caras.

Entre las averías más frecuentes están:

  • ¿El aire acondicionado del coche no enfría? Las principales averías del aire acondicionado suelen darse con la llegada del verano, cuando se hace uso de él después de un tiempo sin utilizarlo. En ocasiones bastará con una simple recarga del aire acondicionado, pero un uso incorrecto puede implicar un desgaste de los conductos generando una rotura de filtros o del compresor.
  • ¿No baja la ventanilla del coche? El elevalunas se estropea generalmente debido a una rotura del motor que los hace subir y bajar, y del cable que se ocupa de transmitir ese movimiento.
  • ¿Necesitas cambiar una bombilla fundida del coche? El sistema eléctrico de un vehículo puede tener picos de tensión, lo que puede conseguir que alguna bombilla se funda antes de los cinco años de vida. La entrada de humedad en el faro también puede ocasionar este “‘apagón”.
  • ¿La barra estabilizadora está dañada? Esta barra une las dos ruedas de un mismo eje con el propósito de mejorar la estabilidad del coche. Disminuye la inclinación lateral sobre todo en las curvas.
  • ¿Problemas con los brazos de suspensión? Resultan esenciales en la suspensión, ya que es donde van sujetas las manguetas y los amortiguadores. En caso de deterioro y rotura, puedes perder una rueda y quedarte sin dirección.
  • ¿Tienes que reparar el catalizador del coche? Las averías del catalizador también se repiten con frecuencia. Ocurre por abusar de los recorridos cortos o por contar con las bujías en mal estado.
  • ¿El coche no arranca? La centralita electrónica del motor se ocupa de gestionar el funcionamiento electrónico del motor, resultando importante para el adecuado funcionamiento de la inyección, encendido, etc. En muchos de los casos, los fallos en la centralita del motor hacen que el coche no arranque.
  • ¿Carrocería oxidada? Esta corrosión en la carrocería se debe a la producción de óxido en la parte inferior del automóvil, que es la que más sufre la suciedad y el agua.
  • ¿Fallos electrónicos? Las averías en el sistema electrónico del automóvil resultan muy frecuentes porque cada vez hay más coches con faros y limpiaparabrisas automáticos, climatizador, elevalunas eléctrico, etc.
  • ¿El coche pierde aceite? Este líquido resulta esencial para alimentar el motor. Puede haber una fuga cuando el nivel de aceite está muy bajo o aparece en el suelo manchas de aceite después de un tiempo aparcado.

Hay que decir que las averías en coche diésel son menos frecuentes que en los de gasolina, en concreto en un 20%, según un informe de la Fundación Mapfre. Aunque suelen compartir problemas, el 74% de los vehículos de gasoil presentan averían asociadas a la mala calidad del líquido de frenos.

¿Cuáles son las averías que has tenido? ¿Echas alguna de menos en este listado? No dudes en dejar tu opinión en los comentarios porque en las próximas semanas iremos hablándote de cómo evitar estas averías tan frecuentes y qué hacer para repararlas.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *