por Redacción Carnovo

Cómo arrancar el coche sin batería en seis pasos

Una de las peores cosas que te pueden pasar es que el coche se haya quedado sin batería y no puedas arrancar, justo cuando más falta te hace. Existe una manera para arrancar el coche sin batería, aunque no es muy recomendable porque puede poner en riesgo a la mecánica, debido a que el carburante sale por el escape sin quemar y puede afectar al catalizador. Por tanto se trata de una medida aplicable únicamente en caso de urgencia y como último recurso. Anteriormente te habíamos contado cómo arrancar el coche con pinzas y, a continuación, te explicamos cómo arrancar el coche sin batería.

Cómo arrancar el coche sin batería

1. Pendiente hacia abajo

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el coche está en una pendiente hacia abajo. De esta forma, el coche comenzará a recorrer metros si sueltas el freno, sin ayuda del motor. si el coche está en llano, no será posible y necesitarás la ayuda de alguien que empuje el coche. En el caso en que la batería esté completamente vacía, el coche no arrancará de este modo.

2. Punto muerto y acciona el contacto

En primer lugar, para arrancar el coche sin batería, debes poner el punto muerto y accionar el contacto. Luego, suelta el freno de mano y el coche comenzará a avanzar. Hay que tener cuidado en este momento en el que el motor está apagado porque, hasta que no arranque, el freno estará duro y no responderá bien ante una situación de emergencia, como un frenazo, por ejemplo.

3. Mete la segunda marcha

Cuando el coche comience a avanzar metros, debes esperar a que alcance una velocidad de unos 10 km/h, aproximadamente. En ese momento, pisa el embrague y mete la segunda marcha.

4. Conduce con normalidad

Una vez metida la segunda marcha, suelta el pedal del embrague y la inercia hará que el motor del coche arranque. A partir de ahora, podrá conducir con normalidad. La batería se recargará un poco durante el tiempo que conduzcas, pero es importante que, durante ese tiempo, hagas una conducción suave, sin frenadas ni acelerones bruscos y sin hacer paradas innecesarias para evitar que el coche se vuelva a quedar sin batería y no arranque de nuevo.

5. Ve a un taller

Una vez arrancado el motor, lo mejor será dirigirse a un taller para que miren la batería del coche y determinen su estado y el motivo por el que se descargó. Si la batería tiene ya cuatro o cinco años, es muy probable que esté en mal estado y tengas que cambiarla por otra nueva, porque volverá a descargarse, especialmente, si usas el coche con poca frecuencia.

6. Revisa la batería de tu coche

Dentro del mantenimiento que hay que hacerle a un vehículo, controlar la batería debe ser uno de los puntos a tener en cuenta para evitar que nos deje tirado. Hay varios consejos prácticos para cuidar la batería de un coche y prolongar su vida, como no someterla a bajas temperaturas, desconectarla cuando no vayamos a coger el coche durante un largo periodo (vacaciones, por ejemplo), comprobar el nivel de agua destilada o tener especial cuidado con los bornes.

Por último, te recordamos que esta manera de arrancar el coche sin batería debes practicarla como última opción, ya que puede perjudicar al catalizador.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *