por Redacción Carnovo

¿Cómo revisar los amortiguadores del coche?

Los amortiguadores son uno de los elementos más importantes en un coche y son, a la vez, uno de los más descuidados por parte de los conductores. La función de los amortiguadores de un coche es fundamental para garantizar el confort a bordo de los pasajeros, pero también para la seguridad, de ahí que sea muy importante que se encuentren en buen estado.

Hacer una revisión periódica del coche es esencial para garantizar la seguridad en carretera. Por este motivo no debes dejar de lado el estado de los amortiguadores durante el mantenimiento de tu coche. En este artículo, te vamos a dar algunos consejos sobre cómo revisar los amortiguadores.

Aumenta la seguridad

Como te decimos, los amortiguadores son una parte primordial en la dirección, la frenada y la suspensión de un coche. Los amortiguadores permiten conseguir la máxima adherencia entre el neumático y la carretera y hace que el coche sea estables al pasar por un bache, por ejemplo, garantizando así el confort a bordo de los pasajeros. Por tanto, si los amortiguadores están en buen estado, el riesgo de sufrir un accidente disminuye.

Desgaste gradual

Los amortiguadores del coche se gastan de forma gradual. Su buen estado influye en otros componentes del vehículo, como son los neumáticos, semiejes, frenos… Por tanto, si no los cambias, todos esos elementos se pueden ver dañados.

Revísalos cada 20.000 km

Los amortiguadores son uno de los elementos del coche que menos atención reciben por parte de los conductores, pero no se dan cuenta de que unos amortiguadores en mal estado pueden ser peligrosos. Es conveniente que los revises cada 20.000 kilómetros y sustituirlos por otros nuevos cada 60.000 kilómetros. dependiendo del tipo de conducción que hagas y del terreno por el que circules normalmente, tendrás que hacer la revisión con más frecuencia o menos, ya que, si sueles circular por vías en mal estado o superficies escarpadas, los amortiguadores se resentirán más.

Comprueba el estado de los amortiguadores

Hay una forma sencilla y práctica de comprobar el estado en el que se encuentran los amortiguadores del coche. Consiste en presionar el capó y luego soltar. Según el movimiento que haga luego el coche, sabremos si los amortiguadores están bien o no. Si el coche oscila solo una vez, entonces están bien. En cambio, si el coche hace más de un rebote, entonces es un indicio de que podrían estar desgastados y debes pasar por el taller para revisarlos.

Cómo saber si los amortiguadores están mal

Existen otros indicios que nos indican que el estado de los amortiguadores es malo. En el momento en el que circules y notes que el coche recorre más metros en la frenada, que los neumáticos se gastan más rápido, que el coche balancea más o que el consumo de combustible es mayor, que pierdes el control en las curvas, entonces querrá decir que los amortiguadores están mal y debes pasar urgentemente por el taller para sustituirlos por otros nuevos.

Sustitúyelos por parejas

Los amortiguadores debes sustituirlos por parejas, nunca el amortiguador de una de las ruedas. Deberás cambiar los dos delanteros o los traseros para que el coche mantenga su equilibrio y evitar que quede descompensado.

 

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *