por Alex León

ADAS, sistemas de asistencia avanzada al conductor

La incorporación del sistema avanzado de asistencia al conductor, también conocido como sistema ADAS, continúa siendo una de las grandes asignaturas pendientes del sector automovilístico español. Hay muchas reticencias a apostar por ello, ya sea porque hay dudas en torno a su efectividad o simplemente porque se considere un lujo innecesario en el coche.

Hay varios motivos que invitan a reflexionar sobre la necesidad de incorporar estos sistemas de asistencia a la conducción, principalmente debido a su capacidad para disminuir los accidentes en la carretera. Las principales causas de la siniestralidad en España suelen ser el cansancio, las distracciones y el exceso de velocidad, que encontrarían solución gracias a este sistema de alerta de conducción, que con su tecnología corregiría cualquier error humano.

De momento está más que comprobado que los beneficios superan a los inconvenientes en cuanto a los sistemas ADAS. Las empresas del sector continúan trabajando para garantizar la mayor seguridad y reducir las molestias en los nuevos modelos.

Este sistema dispone de tres tecnologías que facilitan la actividad de conducción:

  • Control de crucero inteligente
    Entre ellos está el control de crucero adaptativo (ACC, Tempomat, el limitador de velocidad y el sistema de frenado automático, que ayudan a conservar la distancia de seguridad ajustada con los vehículos que van delante. Por medio de un radar de onda milimétrica que se ocupa de analizar de forma automática la separación adecuada, proporcionando así una alerta de colisión.
  • Sistema de mantenimiento de carril
    También resulta muy interesante para la seguridad del conductor el
    asistente de mantenimiento de carril o sistemas LKAS, que incorpora en el interior del coche una cámara que detectará cualquier desviación del carril cuando la persona que conduce no repara en ello. Puede considerarse un perfecto detector de fatiga en el coche.
  • Mitigación de Impactos
    Un tercer sistema es el de CMBS, que básicamente disminuye el efecto de las colisiones. A través de esta tecnología se controla la velocidad del vehículo, advirtiendo con antelación al conductor cuando se aproxima a otro coche que tiene delante. Con este aviso podrá evitar el choque o reducir el impacto. Es un sistema de alerta post colisión.

Un estudio del Boston Consulting Group asegura que al año se podrían ahorrar hasta 10.000 fallecimientos en las carreteras de Estados Unidos con estas funciones de seguridad. Incluso las compañías de seguros se están planteando la opción de que aquellos vehículos que dispongan de los sistemas de protección cuenten con algún tipo de rebaja.

No obstante, no todo son bondades. Además del precio, las quejas de los usuarios en torno a la implantación del ADAS vienen motivadas por el exceso de aparatos que exige, y que en muchas ocasiones sus funciones podrían descargarse en tablets.

En cualquier caso, muchos modelos ya cuentan con estos sistemas de apoyo. Sin ir más lejos, el equipamiento de seguridad del Audi Q7 es prácticamente interminable y BMW también está apostando fuerte con los  cuatro modos de conducción del sistema Driving Experience Control del BMW X4, por ejemplo.

¿Tú qué opinas? ¿Alguno de estos sistemas te parece totalmente necesario? ¿Crees que alguno es prescindible? Cuéntanoslo en los comentarios.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *