por Carlos Serrano

50 Años del SEAT 124

Tras unos años de éxito para el SEAT 600 y tras el crecimiento económico que se estaba viviendo en España, llegó el SEAT 124 allá en mayo de 1968. La clase media empezaba a crecer en la España de entonces y los 600 a quedarse pequeños. Por eso, SEAT empezó a fabricar el SEAT 124 bajo licencia Fiat. Era un producto más moderno, dinámico y seguro que el SEAT 600 y se situaba entre este y el tope de gama, el SEAT 1500.
Configura tu SEAT

SEAT 124 interior

SEAT 124: el sueño de una familia de 1968

Recordamos que en 1968 el salario medio en España rondaba las 71.000 pesetas, y el SEAT 124 costaba 144.000 aproximadamente. Doblaba el precio de un SEAT 600, al igual que el salario medio anual, por lo que pronto se convirtió en un objeto de deseo para las familias españolas. El SEAT 124 era una berlina de tres volúmenes de 4,04 metros de largo por 1,61 metros de ancho y 1,42 de alto, la batalla se situaba en los 2,42 metros. Era para la época bien espacioso y confortable, con un habitáculo para cinco ocupantes y 385 litros de maletero. Este dato suponía una gran mejora de nuevo frente al 600, los poseedores del SEAT 124 podían olvidarse ya de la baca de techo, puesto que tenía maletero suficiente para viajes largos.

SEAT 124 familia

Ágil y suficiente para la familia

El SEAT 124 llegó al mercado con un motor de 1.2 litros y una caja de cambios manual de 4 relaciones. Era un cuatro cilindros con carburador de doble cuerpo que prometía 60 CV entregados a las ruedas traseras, y que resultaban más que suficientes para mover los 855 kg que pesaba el 124. De hecho, tenía un comportamiento muy decente para la época, recordando incluso a algún turismo deportivo. El chasis, tenía muchísimas similitudes con el modelo tope de gama, el SEAT 1500, por lo que la conducción era muy similar. Equipaba cuatro discos de freno, que resultaban un grandísimo avance para la época. Llevaba un depósito de gasolina de 39 litros y utilizaba neumáticos de 13 pulgadas y 155 mm de anchura, una broma para nuestros tiempos.

SEAT 124 Derivados

Modelos derivados

El SEAT 124 se comercializó durante 14 años (1968 – 1981) y durante ese periodo nacieron distintos modelos a partir de la berlina. Un año después vio la luz el 124 5 puertas, conocido como “ranchera” y el 124-L conocido como “lujo”. Sin embargo, la versión derivada del SEAT 124 más relevante fue lanzada en 1969. El SEAT 1430 fue un modelo exclusivo para el mercado español y era fácilmente reconocible por sus faros cuadrados. Compartía plataforma, carrocería y otros elementos mecánicos con el SEAT 124. El 1430 trajo importantes mejoras como un incremento de cilindrada y potencia, mejor transmisión y neumáticos radiales. Un año después, en 1970, apareció el SEAT 124 Sport Coupé 1600, un coupé de tres puertas al que se le añadió más tarde un motor 1800. Durante la vida comercial del 124 y el 1430 también podimos ver restylings, como el 124-D y la joya de la corona, el 1430 Especial 1600 “FU” con el que SEAT compitió en varios campeonatos de rallyes con el mítico Salvador Cañellas al mando.

SEAT 124 historia

Manteniendo la historia de SEAT

Después de diferentes versiones y la fusión del 124 y el 1430 con el resultante 124 D, SEAT decidió finalizar la producción del 124 en 1980. El modelo que lo sustituiría sería el SEAT 131, que ya se producía desde 1975 y convivió con el 124 durante unos años. Actualmente SEAT preserva una amplia colección de 124 y 1430 entre muchos otros modelos, en la nave A122 de la Zona Franca, en Barcelona. En dicha nave se conservan más de 200 modelos de toda la historia de SEAT, incluyendo modelos de competición, perfectamente restaurados y en estado de funcionamiento. Además, aún participan en rallyes y otras pruebas algunos de estos vehículos, con el equipo Seat Coches Históricos, liderado por Isidre López, encargado de la colección.

SEAT 124 Ateca

Presente y pasado

SEAT cumplió recientemente su 68 aniversario en uno de los momentos más dulces para la marca española. Las ventas de SEAT van viento en popa y los últimos modelos lanzados al mercado han supuesto todo un éxito. La evolución de la marca en estos 68 años y la calidad mostrada en los últimos modelos no se merecen nada más que un bien alto… ¡Felicidades!

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *