Motor Ford Kuga

Ecoboost, una buena alternativa

Desde 16.117 €
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
Ahórrate hasta 11.291 € Ver ofertas

El peso de este coche, cifrado en cualquiera de sus versiones por encima de la tonelada y media, es a veces un lastre si se combina con las mecánicas de menor potencia. La familia de motores EcoBoost de gasolina es una buena elección si se hacen pocos km al año (por ejemplo, entre 10.000 y 15.000)… a un ritmo tranquilo, pues a pesar de homologar unos consumos medios bastante contenidos, la realidad es que si se le exige se pueden disparar hasta cerca de los 10,0l/100km. Los propulsores más potentes resultan una elección más acertada y el Ford Kuga se muestra más vivo en sus reacciones. El 2.0 TDCi de 150 o de 180 CV “tira” muy bien, gracias en parte a un par motor de 370 y de 400 Nm, respectivamente, y tiene un consumo de combustible en condiciones reales que se sitúa en torno a 6 o 7l/100km.

Por otro lado, las versiones más equipadas suman un equipamiento tecnológico que facilita mucho la conducción y ayuda en caso de que el conductor esté algo distraído. El Ford Kuga es un vehículo cómodo y los sistemas de aparcamiento asistido (mueve el volante para cuadrar el coche en el sitio), de frenada automática de emergencia (funciona circulando hasta 50 km/h) y de luces largas que no deslumbran a los demás usuarios de la vía, entre otros, no hacen sino acrecentar esta sensación de comodidad.

Acabamos de señalar que aquellos que necesiten recorrer una cifra elevada de km al año o que prefieren un par motor que permita un movimiento con mayor “alegría” deberán decantarse por las alternativas más potentes de gasóleo; no obstante, los EcoBoost de gasolina también representan una buena elección si no se necesita lo anterior.

Motores gasolina del Ford Kuga

Un bloque EcoBoost de 1.5 litros es el encargado de conformar la gama de motores de gasolina del Kuga, pudiendo seleccionarlo en potencias de 120, 150 y 180 CV. Eso sí, el de 120 CV se antoja insuficiente para este coche, cosa que no ocurre con los otros dos. Teniendo un poco de cuidado a la hora de pisar el acelerador, se pueden conseguir cifras de consumo muy logradas (entre los 6 y los 8l/100km, dependiendo de versiones y tipo de conducción) con el nivel de refinamiento extra que aporta un coche de gasolina frente al diésel.

Motores diésel del Ford Kuga

La novedad en la oferta de motores diésel del Ford Kuga es un 1.5 TDCi de 120 CV; sin embargo, pasa lo mismo que con el escalón de acceso a gama en propulsores de gasolina: es algo lento. A pesar de ello, cuenta con la ventaja de un par motor de 270 Nm, por lo que la sensación no es de torpeza, lo cual le sitúa como una buena opción si lo que buscas es un coche diésel que gaste poco y no tenga necesariamente unas prestaciones de escándalo. Las otras dos alternativas pasan por un motor 2.0 TDCi de 150 o 180 CV, los más recomendables para el Kuga por su relación entre consumo y prestaciones.

Ahórrate hasta 11.291 € en la compra de tu Ford Kuga

Solicitar ofertas